Día de Hiroshima: el lunes negro de Japón,73 años del mayor genocidio en un solo dia (videos)

Calendario de 1945 lunes 6 de agosto

El lunes 6 de agosto de 1945,a las 08:15 AM.el mundo vio horrorizado el poder de destrucción de las armas nucleares,Estados Unidos dejo caer sobre Hiroshima la bomba de uranio Little Boy (Niño Pequeño),equivalente a 20.000 toneladas de trilita,que exploto a 600 metros de altura.

El 6 de agosto es el Día de Hiroshima y se celebra como jornada internacional de lucha por la prohibición de las armas nucleares, ese día de 1945 la aviación estadounidense arrojó una bomba atómica sobre esta ciudad de Japón.

Los preparativos del uso de tal bomba comenzaron en verano de 1944, los efectivos del grupo de aviación Nº509 de EEUU iban llegando de mayo a junio de 1945 a Tinián, isla del archipiélago de las Marianas situado en el Pacífico.

El 25 de julio de 1945, el presidente de EEUU, Harry Truman, aprobó la orden de bombardear una de las siguientes ciudades: Hiroshima, Kokura, Niigata o Nagasaki.

El 6 de agosto, el B-29 Enola Gay con el coronel Paul Tibbets al timón y una bomba atómica a bordo, precedido por tres aviones de reconocimiento, tomó rumbo a la región indicada, al portador de la bomba lo seguía a distancia de seis a siete kilómetros una aeronave con instrumental para registrar los parámetros de la explosión nuclear, además unos 70 kilómetros atrás volaba otro avión cuya misión consistió en fotografiar las consecuencias de la explosión.

Una hora antes de caer la bomba, la red de radares japoneses de aviso temprano registró la aproximación de varios aviones, pero debido a que venían en un número reducido las sirenas de alarma aérea activadas en Hiroshima se apagaron poco después de ser encendidas.

A las 08.15, desde la altura de 10.000 metros sobre Hiroshima fue arrojada la bomba de uranio Little Boy (Niño Pequeño), equivalente a 20.000 toneladas de trilita, que explotó a la altura de 600 metros.

Unas 80.000 personas murieron al instante, más de 12.000 desaparecieron y 40.000 sufrieron heridas, en el radio de 4 kilómetros desde el epicentro de la explosión se declararon incendios que duraron muchas horas, en un área de 12 kilómetros cuadrados quedaron en ruinas todas las edificaciones.

El 9 de agosto a las 11.01 otro avión arrojó sobre la ciudad de Nagasaki la bomba Fat Man (Hombre Gordo) con una carga de plutonio, también equivalente a 20.000 toneladas de trilita, debido al carácter accidentado del terreno y la desviación a dos kilómetros del punto marcado, las pérdidas humanas y materiales resultaron ser más reducidas.

Murieron y desaparecieron más de 73.000 personas, otras 35.000 fallecieron más tarde a causa de las heridas y la radiación, los incendios destruyeron la mayoría de los edificios de la ciudad.

Los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki son los únicos ejemplos del uso del arma nuclear en la historia de la humanidad.

El bombardeo de dos ciudades pacíficas no tenía ningún sentido desde el punto de vista militar, porque la victoria sobre el Japón militarista, aliado de la Alemania nazi, estaba de hecho garantizada por las tropas soviéticas que ya habían derrotado al Ejército de Kwantung.

EEUU perseguía en primer lugar el objetivo de demostrar su poderío militar y superioridad estratégica y el de usar el arma nuclear como un medio de intimidación para los pueblos.

El 6 de agosto de 1955 en Hiroshima se celebró la primera conferencia internacional por la prohibición de las armas atómicas y de hidrógeno; en 1985 la parte sur del Pacífico se proclamó como zona desnuclearizada (el Tratado de Rarotonga).

Hiroshima se convirtió en el símbolo de la lucha contra las armas de exterminio en masa, el Día de Hiroshima se percibe en el mundo entero como Día internacional de la lucha por la prohibición de las armas nucleares.

En la propia ciudad se organiza anualmente una ceremonia de conmemoración de aquella horrible tragedia, para recodarla en la parte céntrica de Hiroshima permanece intacto un terreno con ruinas que dejó la explosión nuclear.

Bajo el lema “¡No a la guerra y al arma nuclear!” los participantes de la Marcha de la Paz recorren más de 10.000 kilómetros en 13 rutas que unen entre sí las 47 prefecturas del país, para llegar el 6 de agosto al Parque Conmemorativo de la Paz, que rodea el epicentro de la explosión atómica.

El Monumento a las Víctimas del Bombardeo de Hiroshima tiene la forma de una cámara de hormigón gris, en su interior está una losa de cal, debajo se encuentra un cofrecillo con los nombres de los muertos, el epitafio dice: “Descansad en paz, no permitiremos que esto vuelva a ocurrir”.

Por allí cerca está el Museo Memorial de la Paz, a su lado se ve una campana con la inscripción “Qué cada uno que pase toque esta campaña para que su tañido nos recuerde siempre la amenaza de una guerra nuclear”.

La ceremonia ritual del Día de Hiroshima incluye un minuto de silencio, bandadas de palomas y campanadas lúgubres, tras eso en el cofrecillo del Monumento a las Víctimas se colocan las listas de las personas muertas durante el año en curso como consecuencia del bombardeo atómico.

En 2010 en tales actividades participaron por primera vez un representante de EEUU, era su embajador en Japón, John Roos, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; este mismo año visitaron el conjunto conmemorativo de Hiroshima los Premios Nobel de la Paz: Frederik Willem de Klerk, Mairead Corrigan Maguire, Mohamed el Baradei, Jody Williams, Shirin Ebadi y dalái lama XIV Tenzin Gyatso.

En 2012, en la ceremonia de recordación tomó parte el nieto del expresidente de EEUU Harry Truman, Clifton Truman Daniel.

El 11 de abril de 2016, antes de inaugurarse la cumbre del G7 en Japón, los ministros de Exteriores de Alemania, Canadá, Francia, el Reino Unido, Italia y Japón honraron en Hiroshima el recuerdo de las víctimas del bombardeo atómico de 1945.

Entre los participantes de la ceremonia figuró también el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, que fue el primer titular de Relaciones Exteriores de EEUU en visitar Hiroshima.

El 27 de mayo de 2016, el presidente en ejercicio de EEUU, Barack Obama, colocó una ofrenda floral al pie del Monumento a las Víctimas del bombardeo atómico e instó al mundo a renunciar al arma nuclear, pero no presentó disculpas por los bombardeos atómicos de las ciudades japonesas.

El 6 de agosto de 2017, en las actividades conmemorativas celebradas en Hiroshima participaron el primer ministro de Japón, Shinzo Abe; el alcalde de Hiroshima, Kazui Matsumi; representantes de otras autoridades niponas y diplomáticos de 80 Estados.

Sputnik

216total visits,4visits today

1 Comment

  1. Carlos Andres Quintero agosto 6, 2018 at 1:46 pm

    Que horror,era lunes,hoy es lunes,fea coincidencia,,Buena publicacion,crear conciencia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.