‘Aquí estamos viendo que lo imposible fue posible’, Presidente Santos al despedir las últimas armas de las Farc 

Crónica

Así lo manifestó el Jefe del Estado al presenciar el acto simbólico de extracción del último contenedor de dejación de armas de las Farc efectuado en la vereda de Pondores, Guajira. El Jefe del Estado le puso el candado al enorme recipiente cargado de armamento que salió de la zona.

Bajo un cielo azul resplandeciente e infinitas zonas verdes, un país entero colmado de esperanza y de ilusión fue testigo este martes 15 de agosto de la extracción del último contenedor de dejación de armas de las Farc, que contó con la presencia del Presidente Juan Manuel Santos, miembros de las Farc y observadores de la Organización de las Naciones Unidas.

En Pondores, Guajira, se cerró un nuevo capítulo y se abrió un sendero lleno de confianza, de reconciliación; un paso trascendental que quedará en la conciencia de muchos colombianos que por más de 53 años anhelaron la culminación del conflicto.

El Presidente Santos expresó la alegría que embarga a todo un pueblo con este acto simbólico.

“La dejación de armas en los contenedores realmente termina, es un momento histórico. Hoy comienza una fase nueva en la nación, hoy comienza la construcción de un nuevo país”, dijo el Primer Mandatario, quien manifestó que ‘aquí estamos viendo que lo imposible fue posible’.

“Tenemos que internalizar esta oportunidad”, agregó.

Con una contundente orden por parte del Jefe del Estado, los últimos camiones con 8.112 fusiles entregados a la ONU abandonaron las Zonas Veredales, que pasan a ser ahora Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.

El hecho efectuado a 24 kilómetros de Fonseca (Guajira), cuna de cantores, vallenatos y de acordeones, representa la reincorporación de miles de militantes a la vida política, económica y social del país.

“Es un punto de inflexión, depende de nosotros y del resto de los colombianos reconciliarnos, dejarnos de ver como enemigos, respetando nuestras diferencias”, indicó.

Así mismo, se refirió a la titánica labor del Estado y las comunidades para hacer posible un cambio en la vida de los colombianos.

“Ha sido un proceso difícil, construir la paz no se hace de la noche a la mañana, requiere de responsabilidad, perseverancia y pasión”, expresó Santos, mientras caminaba por las zonas que una vez fueron guerra y que hoy tienen fe en el cambio.

Finalmente, el Mandatario agradeció a todos los miembros de las Naciones Unidas por el esfuerzo que desempeñaron a lo largo del proceso de paz.

“Hoy termina efectivamente el cese al fuego. Quiero agradecerles a todos los miembros por este esfuerzo titánico, efectivo, a pesar de las demoras, en ocho meses después de firmar el acuerdo estamos viendo la terminación, la dejación de las armas.

“Nuestro hijos presenciarán una nueva Colombia. Una Colombia sin odios, sin rencores y con mejores oportunidades”, puntualizó el Mandatario, mientras los contendores salían de Pondores hacia algún lugar en el que las armas se destruirán y servirán para construir monumentos de paz.

Por Laura Espinosa Forero

(Fin/lef/gta)

47total visits,1visits today

Deja un comentario