EEUU pide a Rusia que cese su injerencia a través de redes sociales

 El secretario adjunto del Departamento de Estado para Asuntos de Europa y Eurasia, Wess Mitchell, convocó al encargado de negocios de Rusia en EEUU, Dmitri Zhirnov, para expresarle su descontento por el presunto uso de redes sociales para intervenir en los asuntos internos de EEUU, informó la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert.

“El subsecretario Mitchell convocó al encargado de negocios de Rusia para que responda por los intentos del Kremlin de usar las cuentas en las redes sociales para promover violencia y ánimos separatistas en EEUU”, publicó Nauert en su cuenta de Twitter.

La portavoz enfatizó que EEUU “no tolerará esta interferencia agresiva”.

Más temprano, el Departamento de Estado estadounidense saludó la decisión de la red social de Facebook de eliminar una serie de cuentas dirigidas fuera de EEUU.

Nauert indicó que estas cuentas fomentaban “discordia y violencia” en EEUU y responsabilizó a “Rusia y otros actores inamistosos” del contenido de las cuentas eliminadas y les exhortó a poner fin a su “comportamiento irresponsable”.

Moscú se mostró decepcionado por estas declaraciones y resaltó que la histeria en torno a la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses mina las relaciones bilaterales y pone en ridículo el sistema político de EEUU.

En días pasados, la red social Facebook eliminó 32 páginas y cuentas en las que supuestamente detectaron actividades destinadas a influir en la política de EEUU en vísperas de las elecciones de medio periodo, previstas para noviembre y en las que se renovará parte del Congreso legislativo.

La red social señaló que se encuentra en las etapas iniciales de su investigación y aún no sabe quién está detrás de esas cuentas.

A inicios de julio pasado, el Comité de Inteligencia del Senado divulgó parcialmente un informe según el cual Rusia intervino en las elecciones estadounidenses de 2016 y el presidente Vladímir Putin aprobó personalmente esa operación.

La comunidad de inteligencia de EEUU publicó más temprano, a principios de 2017, un informe acusando a Rusia de haber orquestado una campaña de influencia para minar la confianza en el proceso democrático estadounidense y reducir las opciones de la candidata demócrata, Hillary Clinton, en las presidenciales de 2016.

Esta campaña de influencia, según el informe, habría sido aprobada al más alto nivel e incluyó hackeos, filtraciones y uso de medios de información y redes sociales pero no repercutió en el conteo de votos.

Tanto el Kremlin como el Ministerio de Exteriores ruso negaron rotundamente la implicación de Moscú en los supuestos ciberataques. (Sputnik)

om/ds

Cortesía Sputnik
Imagen cortesía iStock

84total visits,4visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.