EEUU se prepara para la ‘destrucción’ masiva de dólares

La política de un dólar débil, llevada a cabo por la Reserva Federal está llegando a su fin. Cada vez más factores indican que en un futuro próximo el precio de la moneda estadounidense comenzará a aumentar, mientras que su oferta en el mercado se reducirá, escribe el portal ruso Ridus.

Los inversores han quedado asustados por los resultados de la última reunión del Banco Central de EEUU donde se decidió que era hora de endurecer la política monetaria. Según el Comité Federal de Mercado Abierto, las condiciones financieras —precios de las acciones más altos, rendimientos de los bonos más bajos, términos de crédito relajados— son demasiado laxas de momento.

La Reserva Federal también ha dejado claro que está preparada para comenzar el ‘ajuste cuantitativo’, tal vez ya en septiembre, relata CBS.

La única manera de solucionar el problema es sacar los dólares que sobran del sistema financiero de EEUU, prosigue Ridus.

En la primera etapa, se planean ‘destruir’ 10.000 millones al mes, después de lo cual esta cantidad será aumentada a 50.000 millones, según el deseo de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto.

En opinión de los funcionarios financieros estadounidenses, el excedente de dólares fácilmente disponibles ha causado una especulación a gran escala y la formación de burbujas de mercado. Así, en agosto, los índices financieros de EEUU han establecido un récord: el S&P 500 desde noviembre ha crecido un 16% y durante estos 10 meses nunca ha caído más de un 3%.

Dentro de los programas de flexibilización cuantitativa emprendidos en respuesta a la crisis mundial de 2008, la Reserva Federal lanzó alrededor de 3,5 billones de dólares al mercado mundial. Como resultado, el sistema financiero se inundó de efectivo.

En cuanto a las consecuencias de la retirada de dólares planeada por la Fed, la mayoría de su carga recaerá sobre los hombros de los países en desarrollo, se destaca en la publicación.

De acuerdo con el banco JP Morgan, la Reserva Federal durante tres años puede reducir el saldo en 2,2 billones de dólares. Esto, a su vez, conducirá a una salida de capital de los mercados emergentes por una suma de unos 220.000 millones de dólares. Según Sonja Gibbs, directora sénior del Instituto de Finanzas Internacionales, cada dólar retirado por la Fed reduce la afluencia del capital a los países en desarrollo en 10 céntimos.Un dólar caro, a su vez, es un acontecimiento negativo para el mercado del petróleo, que ya está bajo presión debido a la sobreproducción, destacan los expertos.

Sputnik

45total visits,1visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.