El procurador general, dijó que la exfiscal venezolana tiene pruebas que vinculan a Maduro, con el escándalo de Odebrecht.

En el salón protocolario del aeropuerto El Dorado se reunieron el fiscal general, Néstor Humberto Martínez y la destituida fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien permaneció protegida por el gobierno colombiano desde el pasado viernes, cuando llegó procedente de Aruba. Previamente había hecho lo mismo con el presidente Juan Manuel Santos, quien a través de su cuenta de twitter le había ofrecido asilo político, si así lo requería.

El procurador general, Fernando Carrillo, aseguró que la destituida fiscal venezolana tiene pruebas que comprometen al presidente Nicolás Maduro, con el escándalo de Odebrecht.

“Ella tiene las evidencias, tiene los documentos, las facturas de los elementos fundamentales para destapar la corrupción relacionada con Odebrecht en el caso de Venezuela”, señaló Carrillo.

Se prevé que la exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, participe en la cumbre de fiscales y procuradores del Mercosur, programada para este miércoles en Brasilia, y después pida asilo en Estados Unidos.

139total visits,1visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.