Esto solo lo logra un buen presidente:La deuda neta de Rusia cae por debajo de cero

Un insospechado primer ministro

Fue algo que casi nadie se esperaba en vísperas de Año Nuevo.

En un discurso sorpresa a la nación, el 31 de diciembre de 1999, el entonces presidente ruso, Boris Yeltsin, anunció que renunciaba al cargo y dejaba en su lugar al primer ministro que había nombrado cuatro meses antes: Vladmir Putin. Fue solo el inicio para que se convirtiera en el líder indiscutible de Rusia.

Sus numerosas reformas internas, desde recortes de impuestos hasta una expansión de los derechos de propiedad, han ayudado a cambiar la vida de millones de rusos afectados por la pobreza y la inestabilidad que siguieron a la caída de la Unión Soviética.

Hoy a casi 20 años de iniciada la era Putin,Veamos como esta Rusia,al igual que el ave fénix,renacio de sus cenizas,y hoy es pieza clave en la politica mundial

La deuda pública neta de Rusia cayó por debajo de cero por primera vez después de la introducción de las sanciones occidentales en 2014. Esto es posible debido a las reservas récord que cubren completamente la deuda estatal.

Desde mediados de 2019, la deuda pública en el sentido más amplio —deudas internas y externas del Gobierno federal, deudas de regiones y municipios— cedió en tamaño ante los activos líquidos del Gobierno expandido —autoridades federales, regiones y fondos estatales extrapresupuestarios—, reveló la agencia rusa RBC tras analizar datos del Ministerio de Finanzas y del Banco Central.

En otras palabras, si Rusia repentinamente necesitara pagar todas sus deudas de inmediato, podría hacerlo a expensas de los depósitos gubernamentales en el Banco Central y los bancos comerciales.

Para el 1 de agosto de 2019, los activos netos —depósitos menos obligaciones de deuda— del Gobierno expandido ascendieron al 1,25% del PIB previsto para 2019, según el Ministerio de Desarrollo Económico. El 1 de enero de 2019, la deuda pública en sentido amplio excedía a los activos estatales en un 1,5% del PIB.

El volumen de la deuda estatal del Gobierno federal, las regiones y los municipios para el 1 de agosto era de 16,2 billones de rublos —247.100 millones de dólares—, alrededor del 15% del PIB previsto para 2019. El monto se forma sumando la deuda interna y externa de Rusia, las deudas regionales, incluidas las garantías estatales para préstamos empresariales.

Los activos líquidos del Estado —depósitos en rublos y divisas— ascendieron a 17,6 billones de rublos —268.500 millones de dólares— en la misma fecha, un 16,2% del PIB previsto. Los activos exceden la deuda desde el 1 de junio de 2019, según muestran datos del Ministerio de Finanzas y el Banco Central.

Y no solamente lo dice RBC. Interlocutores de la agencia en Fitch Ratings llegaron a los mismos resultados al estimar la deuda pública neta de Rusia.

Una deuda pública neta negativa suele caracterizar a países con finanzas públicas saludables. Por ejemplo, esto se registra en los países escandinavos, Australia y Canadá.

246total visits,5visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.