¿Hackeo o protección?: el polémico plan de Japón para mejorar la seguridad en internet.

 

 

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Japón (INTIC) lanzó un programa que ha despertado aplausos y críticas: intentará hackear los dispositivos de sus ciudadanos para encontrar las fallas, repararlas, y así prevenir futuros ataques. Sputnik te cuenta de qué trata el polémico programa.

A partir de febrero de 2019, el Gobierno japonés intentará colarse en las webcams y los routers de sus ciudadanos, publicó la cadena NHK World. Utilizarán contraseñas comunes y diccionarios de contraseñas que irán probando en 200 millones de dispositivos.

Si logran hackearlos, el INTIC se pondrá en contacto con los usuarios para advertirles que sus dispositivos y los datos que transmiten pueden quedar fácilmente expuestos.

 

Entre los argumentos que la entidad esgrimió para justificar un programa que puede violar el derecho a la privacidad de millones de usuarios y dejar aún más vulnerables un montón de datos, está la necesidad de mejorar la ciberseguridad antes de las Olimpiadas de 2020 de Tokyo. Las autoridades del INTIC aseguraron que los datos no se filtrarán.

El programa se instaurará con el objetivo de luchar contra la creciente amenaza de las intrusiones de ciberseguridad en millones de dispositivos, especialmente en el ámbito de la internet de las cosas, según se explica la página web de gadgets y tecnología Xakata.

Según datos del INTIC publicados por NHK World, en 2017 el 54% de los ataques que se detectaron estaban dirigidos a este tipo de dispositivos.

 

Sputnik

275total visits,3visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.