Con la malicia indigena que caracteriza nuestros pueblos latinos que estan luchando por volver desiertos algunas selvas,si alguien se le ocurriera hacer una muralla verde asi,no faltaria quien muy folcloricamente diria,y eso si sirve para la leña del asao?.

Paralelamente a la Gran Muralla de China, se construye otra línea de defensa, la gran muralla verde. Esta vez el ‘enemigo’ a vencer son las tormentas de arena y la desertificación que amenazan las zonas densamente pobladas del norte del país.La gran muralla verde es una barrera medioambiental artificial diseñada para detener la invasión del desierto y frenar el cambio climático.

El proyecto se inició en la década de 1970. Para 2050, se espera que el bosque artificial cubra 400 millones de hectáreas, es decir, más del 40% del territorio del país. En la foto: transporte de árboles a un lugar de plantación en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

1/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

El proyecto se inició en la década de 1970. Para 2050, se espera que el bosque artificial cubra 400 millones de hectáreas, es decir, más del 40% del territorio del país.

En la foto: transporte de árboles a un lugar de plantación en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

El desierto de Gobi es el tercero más grande del mundo y cubre vastas zonas de Mongolia y el norte de China. En la foto: árboles plantados al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu, en el marco del proyecto de la gran muralla verde.  - Sputnik Mundo

2/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

El desierto de Gobi es el tercero más grande del mundo y cubre vastas zonas de Mongolia y el norte de China.

En la foto: árboles plantados al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu, en el marco del proyecto de la gran muralla verde.

Un hombre prepara el terreno para la siembra en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

3/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

Un hombre prepara el terreno para la siembra en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

Actualmente, la gran muralla verde es el mayor proyecto de jardinería en la historia de la humanidad.En la foto: un hombre riega los árboles plantados al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

4/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

Actualmente, la gran muralla verde es el mayor proyecto de jardinería en la historia de la humanidad.

En la foto: un hombre riega los árboles plantados al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

Los 'dragones amarillos', como los chinos llaman poéticamente a las tormentas de polvo, se tragan cada año hasta 1.300 kilómetros cuadrados de terrenos.En la foto: una mujer y su ganado en una aldea al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

5/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

Los ‘dragones amarillos’, como los chinos llaman poéticamente a las tormentas de polvo, se tragan cada año hasta 1.300 kilómetros cuadrados de terrenos.

En la foto: una mujer y su ganado en una aldea al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

En China existe una campaña de plantación voluntaria de árboles que estipula que todos los ciudadanos mayores de 11 años deben plantar de tres a cinco árboles cada año. En la foto: escolares caminan por una duna de arena hacia un lugar de plantación de árboles en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

6/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

En China existe una campaña de plantación voluntaria de árboles que estipula que todos los ciudadanos mayores de 11 años deben plantar de tres a cinco árboles cada año.

En la foto: escolares caminan por una duna de arena hacia un lugar de plantación de árboles en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

China trata de convertir los desiertos y pantanos estériles cercanos a sus fronteras en tierras de cultivo. En la foto: un trabajador planta maíz en una aldea cercana al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

7/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

China trata de convertir los desiertos y pantanos estériles cercanos a sus fronteras en tierras de cultivo.

En la foto: un trabajador planta maíz en una aldea cercana al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

Los expertos afirman que la labor de reforestación de China se ha vuelto más sofisticada a lo largo de los años, ya que el Gobierno se beneficia de décadas de experiencia y es capaz de movilizar a miles de voluntarios para plantar árboles. En la foto: unos lugareños cortan un árbol plantado en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

8/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

Los expertos afirman que la labor de reforestación de China se ha vuelto más sofisticada a lo largo de los años, ya que el Gobierno se beneficia de décadas de experiencia y es capaz de movilizar a miles de voluntarios para plantar árboles.

En la foto: unos lugareños cortan un árbol plantado en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

En su mayoría se plantan los álamos y tamariscos, que son poco exigentes. Se prevé que se adaptarán al clima local y crecerán rápidamente. Además, se planea plantar álamos genéticamente modificados.En la foto: un residente local cerca de un canal de riego en una granja forestal estatal en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

9/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

En su mayoría se plantan los álamos y tamariscos, que son poco exigentes. Se prevé que se adaptarán al clima local y crecerán rápidamente. Además, se planea plantar álamos genéticamente modificados.

En la foto: un residente local cerca de un canal de riego en una granja forestal estatal en el borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

Trabajadores riegan los árboles plantados al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.  - Sputnik Mundo

10/10© REUTERS / Carlos Garcia Rawlins

Trabajadores riegan los árboles plantados al borde del desierto de Gobi, en la provincia de Gansu.

Cabe destacar que.China proporciona la tecnología necesaria para levantar la Gran Muralla Verde en las regiones africanas del Sahel: un muro de vegetación que impida el avance hacia el sur del desierto del Sáhara.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de China aprobó un proyecto en este sentido el 9 de abril. Liderado por la Unión Africana, el Gran Muro Verde pretende combatir los efectos del cambio climático y la desertificación en las regiones del Sahel y el Sahara.

La iniciativa prosigue en la repoblación forestal, la adaptación ecológica, la reducción de la pobreza y el desarrollo económico regional desde su creación en 2005, con once páises participantes.

China acomete desde hace 50 años el desarrollo de un proyecto similar que pretende forestar, hasta 2074, una longitud de 4.480 kilómetros para frenar el avance del Desierto de Gobi.

Vamos a seguir este ejemplo de uno de los paises mas desarrollados y ricos del mundo

Sputnik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.