La carismática pescaitera falleció a pocos días de cumplir 29 años de edad.

Stefanny Orozco Amell es extrañada por su familia, sus amigos y colegas; por cada persona que pudo reconocer en ella a una mujer con un carácter infatigable, incluso, durante sus últimos días de vida.

Si, pereció en una cama de hospital en Medellín, luego de ser transferida desde Santa Marta, producto de complicaciones que señalarían, una presunta negligencia del profesional médico que le atendió en su primera intervención quirúrgica para la extracción de unos miomas.

Pero, Stefanny no puede ser reducida a ese, su último día,deja ejemplo de lucha logros en su corta vida.

Orozco, se crió en el barrio Pescaito de Santa Marta, un sector popular del que como ella, surgieron grandes personalidades en representación del distrito y del departamento alrededor del mundo.

La joven era egresada de la Corporación Unificada Nacional de Educación Superior, CUN, y se encontraba vinculada a una productora de televisión en la ciudad de Bogotá que lideraba junto a su pareja de hace 7 años, Jeison Useche.

Fue elegida como Sirena del Mar y representó en varias ocasiones a su departamento, siendo reina anfitriona en el Reinado Nacional del Mar, donde se destacó por quedar en los primeros lugares.

Orozco Amell fue elegida reina de su departamento a los 22 años en la noche del 13 de junio para el período 2014-2015 por el jurado calificador integrado por el fotógrafo y estilista Javier Murillo, la empresaria Olga Castro, el cirujano plástico Juan Carlos Torres y la exseñorita Cartagena Élida Castro.

Patricia García, integrante del Comité de Belleza del Magdalena, expresó en su cuenta de Facebook: “Mi más sentida nota de condolencia a su padre, hermanos y demás miembros de la familia de Stefanny Orozco Amell, señorita Magdalena 2014, al Concurso Nacional de la Belleza. QEPD”.

Estuvo a punto de iniciar su preparación para el certamen nacional de belleza, pero, una complicación en su salud le hizo desistir de esa idea.

Sara Acosta de Cortés, gestora cultural, describe a Stefanny así: “Su porte, belleza, alegría y sencillez la hacían una niña querida y digna de obtener la corona en cualquier concurso que participaba. Hoy partió a la presencia del Señor y se encontrará en el cielo con su mamá Nancy y con amigos y miembros de Fundapescaíto como Reinaldo Lara, la seño Elsy Alvis, Astrid González, Carlos Llanes, Monche Llanes y otros hijos de Pescaíto que han partido antes a la Gloria de Dios. Hoy solo quedan los recuerdos de esos años de fiesta carnavalera y de los muchos eventos que compartimos alegre y sanamente en unión de mi esposo Miguel y varios miembros de Fundapescaíto, en ese entonces. Descansa en paz, mi reina Linda Stefany Orozco Amell, siempre vivirás en nuestros corazones”.

A pocos días de su graduación como profesional de la comunicación, Stefanny vio partir a su madre.

El diario El Tiempo relata esta etapa de su vida así:  «A pesar del sufrimiento que le causó esta noticia, Stefanny de forma valiente no solo se presentó en la ceremonia de graduación, sino pidió dar el discurso de grado dedicándole unas palabras a su mamá en el cielo y enviándole un mensaje de perseverancia y motivación a sus compañeros. A pesar de su corta edad, Stefanny tuvo que afrontar diferentes pruebas que le puso la vida, y de las cuales hasta ahora había logrado salir triunfadora».

La exseñorita Magdalena radicada en Bogotá, dedicada a su negocio, ya se estaba preparando para ser madre y, seguramente, se encontraba haciendo planes para su cumpleaños 29. Al que, tristemente, llegaría este 10 de octubre.

«Stefanny se aferró a la vida por más de dos meses en diferentes clínicas, hasta que sus fuerzas se agotaron y perdió la batalla en una clínica del municipio de Ríonegro, donde había sido remitida», así se terminó su lucha, según indica El Tiempo, pero no así, la memoria de su existencia para quienes le amaron.

SEGUIMIENTO.CO

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.