URGENTE:China con un solo producto puede dar un golpe a la economía mundial

 
China no podrá seguir respondiendo de manera simétrica a los aranceles estadounidenses: el país exporta a EEUU bienes por un valor de 506.000 millones de dólares, y compra solo por 130.000 millones de dólares. Por lo tanto, en vez de respuestas cuantitativas, Pekín podría recurrir a unas cualitativas.
 

Tierras raras es el nombre común de 17 elementos químicosescandioitrio y los 15 elementos del grupo de los lantánidos(lantanoceriopraseodimioneodimioprometiosamarioeuropiogadolinioterbiodisprosioholmioerbiotulioiterbio y lutecio). Hay que notar que en esta clasificación no se considera la serie de los actínidos.

La respuesta china a las sanciones de EEUU puede ser dolorosa para todo el mundo, advierte el diario The New York Times. Además de aranceles para la importación de productos de alta tecnología de EEUU, el gigante asiático puede recurrir a otra medida capaz de afectar no solo a la economía estadounidense, sino a toda la industria electrónica global.

Los yacimientos de tierras raras, un grupo de 17 elementos químicos que se utilizan en la producción de pantallas para teléfonos inteligentes, placas base y otros productos electrónicos de alta tecnología, están ubicados principalmente en China.

Las aleaciones de estos metales se emplean en la producción de fuselajes de aviones de combate, láseres, encendedores, bombillas de bajo consumo, así como un gran número de otros objetos imprescindibles en la vida moderna.

En 2017, China produjo 105.000 toneladas métricas de elementos de tierras raras. Por comparar, el segundo proveedor más grande de esta materia prima es Australia, con solo 20.000 toneladas métricas. Luego viene Rusia con 3.000 toneladas métricas.

Al mismo tiempo, Japón consume más de 20.000 toneladas métricas de estos metales por año, aproximadamente la misma cantidad que EEUU. Más de 7.000 toneladas se consumen en la Unión Europea. Según las estimaciones, su demanda seguirá creciendo con el aumento del número de productos de alta tecnología.

Japón anunció este año que se han encontrado enormes yacimientos de tierras raras en el fondo del océano Pacífico, pero su extracción aún no ha comenzado. Todo el mundo sigue dependiendo de China en el suministro de esta valiosa materia prima.

Las aleaciones de estos metales se emplean en la producción de fuselajes de aviones de combate, láseres, encendedores, bombillas de bajo consumo, así como un gran número de otros objetos imprescindibles en la vida moderna.

En 2017, China produjo 105.000 toneladas métricas de elementos de tierras raras. Por comparar, el segundo proveedor más grande de esta materia prima es Australia, con solo 20.000 toneladas métricas. Luego viene Rusia con 3.000 toneladas métricas.

Al mismo tiempo, Japón consume más de 20.000 toneladas métricas de estos metales por año, aproximadamente la misma cantidad que EEUU. Más de 7.000 toneladas se consumen en la Unión Europea. Según las estimaciones, su demanda seguirá creciendo con el aumento del número de productos de alta tecnología.

Japón anunció este año que se han encontrado enormes yacimientos de tierras raras en el fondo del océano Pacífico, pero su extracción aún no ha comenzado. Todo el mundo sigue dependiendo de China en el suministro de esta valiosa materia prima.

Actualmente, el gigante asiático restringe la producción de metales de tierras raras por razones de seguridad ambiental, y no utiliza la palanca de presión sobre el resto del mundo, comentó a Sputnik Chen Fengying, experto del Centro de estudios de economía global del Instituto chino de relaciones internacionales modernas.

“Pekín pone el foco en una conservación continua de la base de recursos. (…) El proceso de minería influye enormemente en la ecología, crea problemas de contaminación ambiental. Así que no es cuestión de exportación”.

Debido a los problemas ecológicos, China se vio obligada a introducir cuotas para las exportaciones de metales de tierras raras todavía en 2012.

Entonces, EEUU, la UE y Japón presentaron una demanda ante la OMC contra China. Aunque la OMC admitió que el país asiático había violado las normas, la organización no negó la necesidad de introducir ciertas medidas para proteger el medio ambiente.

Mientras tanto, EEUU incluyó las tierras raras en la última lista de mercancías chinas con aranceles del 25%. Estos metales no llegan a EEUU en forma de materias primas, sino como producto final. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que, al imponer aranceles contra las tierras raras, EEUU se pegó un tiro en el pie, puesto que al final serán los consumidores estadounidenses quienes sufrirán el encarecimiento de un gran número de bienes.

Para el gigante asiático, que produce alrededor del 80% de esta materia prima en el mundo, estos aranceles son insignificantes. El país también es el principal consumidor de tierras raras, porque la mayor parte de bienes donde se usan estos metales se producen en China.

Por otro lado, los colosos globales de la tecnología temen que se rompan las cadenas de suministro para la producción, por ejemplo, de teléfonos inteligentes, si China decide endurecer las cuotas de exportación de esta materia prima.

Sputnik

210total visits,4visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.