Entre totumas, ángeles, bollos, mochilas, arqueología, petrogrifos, mitos, tradición, rezos,  hermosos paisajes y muchas cosas más se vive en el mágico y pacífico Tubará, Atlantico.

Uno de  esos  días es el de «Los Santos Ángeles’ en Tubará, Atlantico que apoyados este año por las Gobernación, luchan por no dejar que el modernismo acabe con sus creencias y cada 1 de noviembre en el municipio, los niños vestidos de blanco recorren la población con sus mochilas en el que reciben yuca, bollo de angelito u otro fruto de las cosechas y no dulces como en Barranquilla y otras ciudades del mundo.

Otra hermosa tradición es que los tubareños siempre se reúnen cada 23 de noviembre para sus ceremonias sagradas y si no les es posible envían recursos a su familiares y amigos para sus ofrendas.

 

Es apasionante escuchar hablar a todos sus habitantes quienes me aseguraron que cada familia tiene la misión de dejar su legado a las nuevas generaciones.

Janet Ferreira

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.