La misiva fue presentada al Departamento Nacional de Planeación por parte del alcalde Jaime Pumarejo, la gobernadora Elsa Noguera y el Comité Intergremial del Atlántico.

Entre los proyectos para los cuales se requiere financiación se encuentran la canalización de arroyos, la creación del fondo para la justicia tarifa de energía, el reasentamiento de población en zonas de alto riesgo, la expansión de la IUB y la celebración de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos 2027.

Acudiendo a la voluntad de diálogo expresada por el Gobierno en busca de acuerdos y consensos que permitan el cumplimiento efectivo de los objetivos trazados, la Alcaldía de Barranquilla, la Gobernación del Atlántico y los gremios de los sectores productivos le plantearon, a través del Departamento Nacional de Planeación -DNP-, los proyectos prioritarios para este territorio, así como observaciones, solicitudes y propuestas de cambios en algunos artículos del Plan Nacional de Desarrollo 2023-2026.

La misiva, firmada por el alcalde Jaime Pumarejo Heins, la gobernadora Elsa Noguera y el presidente ejecutivo de Intergremial Atlántico, Efraín Cepeda Tarud, sostiene que su objetivo es “promover la transformación productiva y transición energética basada en el respeto a la naturaleza, la protección del suelo para la seguridad alimentaria, la mirada integral para el desarrollo humano y la atención a la generación de condiciones para el cierre de brechas regionales”.

Las autoridades, de recurso local y departamental, respaldan su solicitud en los objetivos del Gobierno de reducir las brechas entre las grandes ciudades y los municipios pequeños y la ruralidad, así como avanzar en el ordenamiento sostenible del territorio, para lo cual considerando importante un encuentro para analizar conjuntamente y validar la viabilidad de los proyectos planteados para orientar los destinos de la región desde la visión del Gobierno nacional.

Principales proyectos para Barranquilla

Los elementos que permitirán la realización de estos proyectos se encuentran, en su mayoría, presentes en las bases del plan y el articulado; sin embargo, no se mencionan directamente en el Plan Plurianual de Inversiones (PPI) para el Atlántico, por lo que se hace la solicitud.

Algunos de ellos, que se piden incluir en el PPI, corresponden a la canalización de los arroyos Malvinas, Villa San Carlos, Juan Mina, Milagro – Chinita y La Playa. Así como la intervención del arroyo de la calle 85, ya radicado ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres ya la espera de financiación.

Asimismo, se encuentra dentro de la solicitud la ampliación de redes de alcantarillado del suroccidente de Barranquilla y el traslado del punto de vertimiento del sistema de tratamiento existente al río Magdalena como mejoramiento ambiental del arroyo León. Así como mejorar la calidad del tratamiento de agua tratada en la planta de El Pueblito y eliminar los vertimientos de las aguas servidas directamente a la cuenca noroccidental, con el fin de eliminar las descargas de aguas servidas sin tratamiento a la ciénaga de Mallorquín.

Otra de las propuestas de los dirigentes es incluir en el PND el proyecto de reasentamiento de la población vulnerable que se encuentra en zonas de alto riesgo no mitigable, la cual corresponde a alrededor del 10% de la población de Barranquilla. En la actualidad, la iniciativa está en estructuración y se plantea como un proyecto de largo plazo, el cual “se requiere que se inicie con la adopción del Plan Nacional de Desarrollo”, dice el documento.

En cuanto al Acueducto Regional del Norte se hace necesario, según el escrito, cubrir la demanda futura de agua en el área metropolitana de Barranquilla, por lo que este comprende la construcción de captación de 1.100 l/sy aducción de agua cruda de 5,9 km, así como la construcción de una planta de tratamiento de agua potable de 900 l/sy dos tanques de almacenamiento de 700 m3 cada uno; además, la construcción de un tanque de almacenamiento lago alto y tuberías de conducción y distribución, para este último específicamente se solicita financiación.

Por otro lado, en el marco de los preparativos de Barranquilla como sede los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos 2027, donde se espera recibir a 9.800 y 2.945 atletas, respectivamente, el mandatario de los barranquilleros plasmó en el documento la necesidad de incluir el plan de inversiones dentro del articulado y en las bases del Plan Nacional de Desarrollo. De este modo, se solicita al Gobierno nacional “destinar recursos para la construcción de escenarios deportivos y, por tanto, la creación de fondos para ser girados a los entes territoriales mediante convenios para el desarrollo deportivo e infraestructura”. Lo anterior, para fomentar el Desarrollo del deporte del ciclo olímpico y paralímpico.

Teniendo en cuenta la apuesta de Barranquilla por el acceso a oportunidades de educación superior, el escrito también plantea el proyecto de expansión de la Institución Universitaria de Barranquilla -IUB-, que proyecta pasar de una cobertura de más de 4.700 estudiantes a un alcance de más de 10.300 jóvenes para 2027. Para lograrlo, se propone la ampliación y remodelación del nuevo campus CODEBA -IUB; además, se busca construir un polideportivo en la sede de Soledad y una nueva sede en el mismo municipio.

Uno de los proyectos prioritarios para Barranquilla y su área metropolitana, que ya se encuentra plasmado dentro del PPI, es la modernización del aeropuerto Ernesto Cortissoz para el cual se pide la culminación de las obras y la garantía de su operación y mantenimiento.

Recuperación de la ciénaga de Mallorquín

Si bien los diferentes subproyectos de la restauración y conservación de la ciénaga de Mallorquín se encuentran contemplados en el Plan Plurianual de Inversiones para el Atlántico, en el documento se requiere gestionar autorizaciones con Ministerios para la aprobación de los proyectos.

De acuerdo con la misiva, actualmente “se busca garantizar las Unidades Funcionales 3 y 4 del Ecoparque Ciénaga de Mallorquín, las cuales cuentan con zonas de senderismo, bosques urbanos para restauración de zonas degradadas, muelles, ciclorrutas, espacios de contemplación y deportes alternativos, y espacio público en los barrios aledaños”.

En un apartado del documento también se pide incluir en el PPI para el Atlántico la costera de Puerto Mocho (contemplado en el marco de la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín) y Santa Verónica, previendo que los fenómenos erosivos pueden ocasionar la pérdida considerable de ambas playas, por lo que se contempla la construcción de espolones y relleno.

Tarifas de energia y transicion energetica

Entre las prioridades para la ciudad de Barranquilla y la región Caribe -como lo ha manifestado el alcalde Jaime Pumarejo en repetidas ocasiones- está la creación de un fondo para financiar el incremento en las tarifas aplicadas a los usuarios de la costa en sus facturas. De igual manera, se solicita implementar medidas para la eliminación del riesgo de cartera, donde se sumen los de barrios subnormales, zonas de gestión difícil y áreas rurales de menor desarrollo, para dividirlos entre los operadores de la red del país. En este punto se presentó un ajuste del articulado por parte de los proponentes.

En esa misma línea se planteó el aprovechamiento de generación limpia donde se busca asignar recursos para la implementación de proyectos de infraestructura energética alternativa (solar y eólica costa afuera). De esta manera -se argumenta en el documento- se daría cumplimiento a la Ley 2036 de 2020 que promueve la participación de los entes territoriales en la generación de electricidad. En el caso del Atlántico se plantea el proyecto de generación eólica offshore Galeón, que generaría 825 GW de energía una vez entre a funcionar.

Dragado, navegabilidad del río y puerto de aguas profundas

En la propuesta se busca garantizar el dragado y mantenimiento del canal de acceso al Puerto de Barranquilla a través de la compra y operación de dragados y/o contratación de dragados. Toda vez que las necesidades que el proyecto proponer solucionar se encuentran en las bases del plan y en el articulado, los proponentes piden gestionarlo para garantizar su ejecución.

En ese sentido, el documento también establece la ejecución de obras de infraestructura hidráulica para garantizar niveles de servicio a lo largo del canal que incluye obras rígidas, protección de orillas, reparación de tajamar, revestimiento de orilla, amarraderos, diques sumergidos y monitoreo para el mantenimiento y profundización del canal de acceso desde Barranquilla hasta Barrancabermeja.

De la misma manera se propone desarrollar instalaciones en la zona marítima de aguas profundas ubicadas en la desembocadura del río Magdalena para aumentar la prestación de servicios de la zona portuaria de Barranquilla y poder recibir buques de gran calado, para así complementar el servicio de las actuales terminales portuarias del río Magdalena y ampliar el alcance del mercado del Caribe. “Este proyecto es necesario para convertir al río Magdalena en una ruta estratégica para el transporte de carga del país, y como una apuesta para fomentar el transporte multimodal”, lee el documento.

Para su desarrollo, se pide incluirlo en el proyecto de ley que permita la inversión pública en la infraestructura para proyectos prioritarios a nivel nacional, así como en el CONPES Portuario.

Propuestas para el Atlántico

Entre los proyectos para el departamento se encuentran:

Distritos de Riego : El Atlántico cuenta con una infraestructura para riego en 11 municipios, encontrándose en funcionamiento solo 2 de ellos, los de Repelón y Manatí/Candelaria. A pesar de la alta disponibilidad de agua con que cuenta el departamento, han dejado de funcionar 18 distritos de riego por factores como sequía de las fuentes de agua o deterioro de los equipos e infraestructura. El sur necesita inversión en el distrito de riego de Santa Lucía/Suan y el distrito de riego Oriental.

Distrito Agrologístico del AtlánticoCVA: El 65% de los alimentos de la región Caribe son importados del interior del país, lo que afecta la seguridad alimentaria de los hogares de este territorio. Este proyecto contempla la construcción de un centro para la transformación de la materia prima con maquinaria, zonas de carga y descarga, bodegas, oficinas y vías de acceso en el municipio de Soledad. La creación de este centro permitirá aprovechar la capacidad de producción agropecuaria regional

Vías de interconexión regional (doble calzada Cartagena-Barranquilla-Santa Marta): En el caso de estos proyectos se debe finalizar la construcción de dobles calzadas que permitan el acceso a las grandes zonas urbanas, así como el mantenimiento de las vías, para garantizar la comunicación con las poblaciones cercanas y así incrementar el potencial de desarrollo de las economías locales.

Tren Regional del Caribe : El proyecto busca resolver el problema de integración de los sistemas de movilidad férrea entre los departamentos de Bolívar, Atlántico y Magdalena. Los elementos que permitirían su ejecución se encuentran en las bases del plan, el articulado y en el PPI de algunos departamentos, más no en el Atlántico.

Vias distritales y metropolitanas para la conexion regional: (Calle 30, Gran Vía, Conexión Circunvalar con Circunvalar de la prosperidad). Teniendo en cuenta el crecimiento de la economía y el comercio regional, las vías del área metropolitana de Barranquilla requieren ampliaciones y adecuaciones para facilitar la integración territorial. Se necesita poner en marcha proyectos de ampliación de vías, entre estos se incluyen los proyectos de la calle 30 entre Barranquilla y Soledad, la Gran Vía entre Barranquilla y Puerto Colombia, y la conexión entre la Circunvalar y la Circunvalar de la Prosperidad por la carrera 38.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.