Se espera intervenir alrededor de 20 puntos críticos en materia de movilidad en los municipios del departamento.

Este proyecto nace en respuesta a las necesidades viales que los municipios han manifestado al Tránsito del Atlántico en sus visitas.

Las intervenciones incluyen la instalación de cerca de 800 señales verticales y más de 100.000 metros de demarcación en la red secundaria.

Desde ayer viernes, los conductores de Santa Lucía deberán reducir las revoluciones de sus vehículos y conducir con mayor prudencia, luego de que el Tránsito del Atlántico instalara 39 resaltos para la mejora de la seguridad vial y la comodidad de todos los ciudadanos.

Esta acción se viene replicando a lo largo y ancho del departamento del Atlántico, donde se esperan realizar alrededor de 20 intervenciones para la mejora y actualización de la señalización de los municipios adscritos al Tránsito del departamento. Este es el resultado de un trabajo de estudio y análisis del estado de la seguridad vial, que se ha venido realizando en conjunto con las alcaldías municipales.

El subdirector Operativo del Tránsito del Atlántico, Javier Visbal, explicó que se ha desarrollado una estrategia de acompañamiento a los municipios para recopilar las necesidades de señalización, «que en cierta medida inciden en la accidentalidad en los cascos urbanos y en comportamientos de actores viales, que merecen estas intervenciones. Es por eso que ya completamos la visita a 16 municipios en los que la información recolectada indica que se requiere la instalación de aproximadamente 1.356 resaltos, debido a la problemática que supone el exceso de velocidad por parte de motociclistas», indicó Visbal.

Estas intervenciones en señalización benefician a los municipios de Baranoa, Campo de la Cruz, Candelaria, Luruaco, Manatí, Palmar de Varela, Piojó, Polonuevo, Ponedera, Repelón, Usiacurí, Sabanagrande, Suan, Tubará, Juan de Acosta y Santa Lucía. En las vías de estas poblaciones también se instalarán aproximadamente 800 señales de tránsito, principalmente señales de ‘PARE’, para indicar los sentidos viales.

Asimismo, se hará la demarcación de 100.000 metros de vías de la red secundaria del Atlántico. Paralelo a esto, se han desarrollado actividades de rocería en 20 segmentos viales y se tienen pendientes 10 segmentos más.

De acuerdo con Visbal, estas intervenciones son de gran valor para la movilidad del departamento, pues pretenden ser clave en la reducción de la accidentalidad en el departamento y en la seguridad vial de todos los actores, reconociendo a cada uno de los municipios para la atención de sus particularidades.

«Ahora que estamos interviniendo puntos neurálgicos en cuanto a movilidad y seguridad vial en los municipios, queremos extender el llamado a los actores viales, sean conductores, pasajeros o peatones, para que se comprometan con el cuidado de la vida en las vías al cuidar y darles buen uso a las señales y resaltos que se están instalando en sus municipios. Es necesario que todos nos abracemos al deseo de llegar a nuestros destinos sanos y salvos, procurando buenos comportamientos en las vías», concluyó el Subdirector Operativo del Tránsito del Atlántico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.