·      Este fin de semana Puerta de Oro, Centro de Eventos del Caribe, será el espacio ideal para conocer de cerca el encantador mundo del vino y vivir una experiencia sensorial que recoge lo mejor de los viñedos de distintas partes del mundo para el disfrute en el Caribe.

 La IV versión de Expodrinks, feria organizada por Corferias y Olímpica, tiene como objetivo promover entre los barranquilleros la cultura del buen beber, eso significa ilustrarse sobre cómo se consumen los licores alrededor del mundo, pero también apropiarnos de las maneras propias de la región. Finalmente, hacer más nuestro el deleite de un buen vino.

“El mejor vino es el que más le guste al bebedor. Hemos aprendido a tomar vino bajo la influencia argentina y chilena, ahora la tarea es pensar en este desde el clima y la comida” explica Alejandra Parra, Gerente Comercial de Hobuch, la tienda especializada atendida por un Sommelier de vinos y maridajes. “Si bien nosotros ofrecemos exclusivos acompañamientos tales como caviar, magret, foie gras, queso parmigiano reggiano, entre otros, no se debe limitar el maridaje de vinos con comida internacional”.

En la mayoría de las catas se utilizan insumos locales. Platos caribe como el bollo, la butifarra, el chicharrón y la arepa de huevo, por ejemplo, son excelentes para maridar con champagne por su contenido de grasas. Las carnes, el pollo guisado, la posta cartagenera y las preparaciones de tradición que incluyen condimentos van muy bien con tintos, mientras que las sopas de mondongo o guandul, se maridan con vinos más frescos y ligeros como lo son los blancos. De esa manera es posible crear una experiencia gourmet con comida típica.

Además de la gastronomía, para acercar el vino a nuestra cotidianidad de debe tomar en cuenta la temperatura. Veamos los grados ideales de servicio para disfrutar el vino:

·      Vinos espumosos: de 6 a 7 grados centígrados.

·      Vinos blancos y rosados: de 7 a 9 grados centígrados.

·      Vinos tintos: entre 15 y 18 grados centígrados.

En Barranquilla, es un reto mantener los grados recomendados por la academia para los vinos espumosos, por ese motivo se debe realizar un correcto uso de las hieleras, dado que, en el caso de los vinos blancos y rosados, no se debe tomar demasiado frío pues de esta forma anula las papilas gustativas, en cambio, las bajas temperaturas en los vinos espumantes permiten que el sparkling de las burbujas evolucionen mejor en boca.

Sin duda, hay todo un arte en encontrar el punto exacto para disfrutar de los matices del vino. Blanco, rosé y espumantes son los más acertados durante el día, al caer la noche se destapa el tinto.

Hobuch, estará presente hasta el 29 de septiembre en la variedad muestra comercial de Expodrinks 2019 con la única referencia de vinos procedente de Luxemburgo que existe en el país, una oportunidad para maridarlo con manjares costeños de tradición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.