«Mientras más bravo y grande es el toro,más lindos se le ven los cuernos»

En la actualidad con la tecnología la igualdad de derechos, educación, empleos, la infidelidad ya no es cosa de hombres, hoy en día es tan común normal que ella y el sean infieles con una pequeña diferencia que termina peor el hombre infiel pues es quien termina con los cachos más grandes al ponerle los cuernos la, esposa amada cansada de esperar y la amante insatisfecha de recibir sobras.

La infidelidad no es algo nuevo y está presente a lo largo de la historia, en prácticamente todas las civilizaciones, tanto en hombres como en mujeres, no diferenciando educación, religión, edad o clase social.

La tecnología ha introducido un nuevo aspecto: las posibilidades de conquista aumentan con las redes sociales facilitando tener aventuras de una noche, pero también resulta más difícil para la persona infiel si tienen amistades conocidos en comun ocultar su promiscuidad.

Sin embargo, siempre se las ingenian, aunque las excusas se repiten.

En Atenas Pericles, rey sin corona de la edad de oro, dejó a su esposa y riquezas por Astasia, la escritora de sus discursos.

En la Antigua China, la mujer de la casa manejaba todos los problemas internos y rara vez hacía intervenir al hombre. Si el marido comenzaba a trabajar con desgano, ella comprendía que había llegado el momento de buscarle una nueva y más joven esposa. Al encontrarla, le pedía a él que fuese a solicitarla como segunda esposa o iba ella misma. La nueva esposa o concubina estaba obligada a trabajar bajo la autoridad de la más antigua.

En la Edad Media, en los últimos años del siglo XIII, se introdujo el concepto de amor cortés, un código de comportamiento que definía las relaciones entre enamorados de la nobleza. Este amor defendía la base de que el matrimonio era un contrato civil, un mero trámite, por lo que fuera de él se podían tener amantes a los que se amaba realmente. Esto no suponía infidelidad.

¿Por qué?

Muchas causas pueden llevar a una persona a engañar a su pareja, aunque el aburrimiento y la rutina ocupan los primeros puestos, ya que la búsqueda de una relación paralela aporta adrenalina a su vida.

La vanidad y el deseo de verse atractivos son otras causas que explican la infidelidad, que implican el sentirse capaces de conquistar a otras personas y ser deseados por otras personas. En estos casos, la infidelidad tiene el objetivo de levantar el ego; para el que engaña, no constituye un deseo de separación, sino que es una necesidad de seguridad y de autoafirmación. Son personas que suelen estar muy pendientes de la imagen y la estética; obtienen el placer en la seducción y en la conquista, de manera que en ocasiones no llegan a tener relaciones sexuales y la infidelidad no es duradera. La conquista es, para ellos, un desafío, así que cuanto más “presas” obtengan, mejor se sentirán.

En la actualidad

Ashley Madison, el sitio líder en citas para infieles por Internet, realizó una encuesta a sus miembros para saber cuáles son las excusas más usadas a la hora de querer darse una encamada con sus amantes.

La encuesta incluyó a 2.067 miembros del sitio le sorprenderan los resultados.

El 70 por ciento de los hombres encuestados asegura que ahora es más facil tener aventuras de ocasión,y se tiene más complicaciones para ver a su amante «estable», por lo que deben inventar excusas aunque. En general, estos motivos se repiten y la creatividad brilla por su ausencia.

Dentro de las excusas listadas, el 31% de los hombres le dicen a sus parejas que van a trabajar hasta tarde.

El estudio descubrió también que el 47% de las mujeres inventan que saldrán con amigas para sus aventuras.

Para ambos, mujeres y hombres, salir con amigos y trabajar hasta tarde son las dos excusas más usadas al tener un amorío, probablemente porque son dos situaciones más reales y que su pareja creerá.

Además, son las dos excusas que permitirán más tiempo fuera de casa, a comparación de otras opciones como ir al gimnasio.

El viaje de trabajo es también un motivo esgrimido por las personas que engañan a sus parejas, pero tiene el inconveniente de no suceder tan seguido la mayoría de los casos. Además requiere elementos extra como valijas y otros elementos para hacerlo creíble, en esta excusa la mujer tiene la ventaja que siempre tiene ropa extra, zapatos, ropa interior, y el nunca se entera de que color son los panties de su esposa, mientras la mujer sabe el color de medias y bóxer de su esposo

Mentiras de ellos y ellas

Estas son las excusas más utilizadas por las mujeres.

– Motivos varios – 32%

– Salir con amigas – 47%

– Trabajar hasta tarde – 23%

– Una amiga me cubre y dice que estuve con ella – 8% (si es otra infiel esta bien,no es recomendable,se termina esa amistad y adios secretos)

– Salir de compras – 10%

– Ir al gimnasio – 21%

– Salir con compañeros de trabajo – 28%

Y estas son las más utilizadas por los hombres.

– Motivos varios – 60%

-Trabajar hasta tarde – 31%

– Salir con amigos – 43%

– Viaje de negocios – 75%(si es empresario,negociante,comerciante) los demas no aplica ni Les queda

– Salir con compañeros de trabajo – 35%

– Ir al gimnasio – 9%

– Un amigo me cubre y dice que estuve con él – 57%(es muy común que el hombre termine presentando y pasándole a los amigos sus «amantes, aventuras»

El problema de las excusas es que no pueden usarse en exceso, porque resultará sospechoso. Según los resultados del estudio, el 50% dice que solo ocasionalmente cambian de excusa para despistar a sus parejas.

En cuanto al resto de los encuestados, el 23% dijo que siempre usa la misma excusa y el otro 27% dijo que nunca utiliza la misma excusa.

Puede concluirse que la mayoría de los infieles son muy creativos cuando se trata de enredos extramaritales.

Otra encuesta

La página web británica Illicit Encounters , que propicia los encuentros entre infieles y sus amantes, aplicó una encuesta a 2.000 de sus usuarios. El trabajo quería revelar cuáles son las mentiras más usadas por los hombres para esconder sus aventuras.

En primer lugar en el “ránking de las mentiras”, quedó la práctica de algún deporte: el 34% de los encuestados admite que el fútbol o el tenis son su “tabla de salvación”.

En el segundo lugar quedó el trabajo: el 27% de los encuestados afirmó que utilizan las reuniones fuera de hora o las reuniones imprevistas.

“Estoy tomando algo” es la excusa utilizada por el 13% de los usuarios de Illicit Encounters; “el gimnasio” quedó en cuarto lugar, ya que el 5% de los encuestados la usa y “las compras” quedó más atrás, con un 4% de las preferencias de los infieles.

Ambas encuestas son coincidentes, así que ya sabes a qué atenerte.

ACV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.