Parece que para ser una estrella hay que llevar una vida de excesos y morir antes de lo que te deberías, como Michael Jackson o Prince. Pero por suerte Lenny Kravitz no tiene ese carácter destructivo que tanto se asocia a los artistas, como Amy Winehouse. Hablamos de un músico excelente, y un tímido actor que salda su paso por el cine con unas actuaciones notables. Hoy cumple 57 años con una tableta de abdominales que corta la respiración y con una biografía en la que a golpe de recuerdos desgrana su vida, una vida intensa, como el mismo la describe. «Mi vida tiene que ver con los opuestos: Blanco y negro. Judío y cristiano. Jackson Five y Led Zeppelin. ¡Puro Géminis!».

Leonard Albert (Lenny) Kravitz nació en Nueva York en 1964. Su padre era periodista y productor; su madre, actriz. Por ambos siente devoción pero es su madre a las que admira y ama profundamente. Esto se aprecia en sus memorias, tituladas ‘Que rule el amor’, como el título de su primer disco. Está dividida en dos entregas y en ellas comparte sus recuerdos a la vez que hace un viaje a su pasado. En este viaje hace varias paradas interesantes para contar anécdotas y curiosidades, instantes felices y momentos dolororosos, amores y desamores, éxitos y fracasos. 

Una boda que no terminó como esperaba

En 1987, cuando tenía tan solo 23 años, se casa con la actriz Lisa Bonet, una mega estrella por el éxito de la serie ‘La hora de Bill Cosby’, y tuvieron una hija Zoë. Ese matrimonio duró solo cuatro años y quizá porque fue casi un impulso, como el mismo cuenta. «Lisa y yo nos despertamos la mañana de su 21 cumpleaños, el 16 de noviembre de 1987. Estábamos tirados en la cama, mirándonos el uno al otro, cuando de mi boca surgieron estas palabras: «Ya sabes que me casaría contigo».  

– «También yo me casaría contigo», respondió ella. 

– «Quiero decir ahora mismo».

– «Ahora mismo».

– «Vamos». 

Dicho y hecho. Estaban en Los Angeles y viajaron a Las Vegas. Allí, solos, se casaron «sin que el mundo se enterase». Al menos era lo que ellos pensaban, pero no. El dueño de la Chapel of Love vendió la noticia y el certificado a una revista y todo el planeta lo supo al instante. «Pero aquella noche mágica fuimos libres», dice. Volvieron a casa y es ahí cuando Lenny se da de bruces con la realidad. «Teníamos que contárselo a nuestros padres», dice. 

La madre de Lisa, Arlene, les dio sus benciones. Pero la madre de Lenny, Roxie Roker, no fue tan generosa. Quedaron para cenar en el Chiante, el famoso restaurante italiano de Melrose y metieron el certificado de matrimonio entre las páginas del menú con la idea de darle una sorpresa. «Lo cogió y lo estudió de cerca. Y entonces jadeó. Un jadeo que jamás olvidaré», recuerda. «Y sin mediar palabra, se levantó y abandonó el restaurante». Luego todo se desmoronó. La felicidad de Lenny y Lisa se esfumó al momento. «Pasamos la noche en vela. ¡Me sentía como una mierda! Había apartado a la madre a quien tanto quería». El matrimonio con Lisa duró cuatro años y curiosamente es cuando empieza su despegue en la música, con el lanzamiento de discos tan fabulosos como Mama Said, Are You Gonna Go My Way, Circus… 

Se antojan esos huevos

De Lisa a Vanessa

Lenny se enamoró de la actriz y cantante francesa Vanessa Paradis. En esos años el cantante pasa mucho tiempo en Europa y se enamora de Barcelona, concretamente de la Casa Milà, conocida con La Pedrera. Se lo cuenta al programa Gente, de TVE, y dice que quiere comprarla. Un sueño que, como se puede comprobar, nunca logró. Lo que se quedó fue su amor por España y durante años estuvo visitando el país, de forma anónima y por motivos profesionales: posó para la revista ELLE compartiendo portada con Martina Klein y cantó con Rosario Flores compartiendo escenario en Las Ventas, en Madrid. 

Es lo que se llama un ‘chulazo’, un tío con mucho atractivo, algo que ha explotado tanto en los escenarios como en los vídeos y portadas de sus discos. Su estilo ha cambiado mucho. Empezó con un look similar al de Prince pero con Vanessa Paradis lo abandonó para adoptar un estilo más retro, tomando como referentes estéticos a Queen, Jimi Hendrix, Led Zepellin y Kiss, entre otros. Cuenta que fue de los primeros en llevar falda, antes de que Jean Paul Gaultier la pusiera de moda entre los chicos. Le hemos visto muy muy tapado, y para muestra la famosa imagen con una bufanda gigante sobre su cuerpo, y le hemos visto prácticamente desnudo. Su cuerpazo causa desmayos pero curiosamenente el cine ha preferido explotar su talento interpretativo. 

U413867
Lenny Kravitz, una gran estrella de la música GTRES

Lenny aprueba con nota como actor

Ha participado en títulos icónicos, como Precious, Los juegos del hambre y El mayordomo. No ha ganado el Oscar, todavía, pero es el rey de los Grammy. De 1999 a 2002 lo ganó, de forma asombrosa, cuatro veces consecutivas, marcándose un récord en la categoría de ‘Mejor Actuación de Rock Vocal Masculino’. Ha sabido compartir su talento, y su éxito, haciendo canciones para estrellas como con Madonna, Slash, Aerosmith, Jay-Z, N.E.R.D, Mick Jagger, P. Diddy y Alicia Keys. Para Madonna hizo ‘Justify my love’, uno de los temas más sensuales de la Ambición Rubia. 

Ahora, para celebrar su cumpleaños, podemos hacernos una lista de reproducción con sus mejores temas. Esto es algo subjetivo pero ahí va nuestra selección: ‘ If I Coul Fall In Love’, ‘Thinking Of You’, ‘I Belong To You’, ‘Where are We Runnin’?’, ‘Are You Gonna Go My Way’, ‘I’ll Be Waiting’, ‘Again’,’ Stillnes Of Heart’, ‘American Woman’, ‘Fly Away’. 

U451251
Lenny Kravitz con su hija Zoe en un desfile de Yves Saint Laurent . GTRES

Un aniversario musical

Ahora se cumplen 30 años del lanzamiento de ‘Mama Said’, su segundo disco, del que todos dicen que fue el trampolín para la fama: llegó a vender más de tres millones de copias en todo el mundo, fue el primer álbum con el que llegó al Top 40 de los Estados Unidos y alcanzó el puesto 39 en el Billboard 200. 

Mi mamá me decía, que tu vida es un regalo
y mi mamá me dijo «hay mucho peso que levantarás»
y mi mamá me decía, «deja solos a esos chicos malos»
y mi mamá me decía, «llega a casa antes del amanecer»
y mi mamá me decía, «puedes ser rico o pobre»
pero mi mamá me decía, «puedes ser grande o pequeño».

… ¿En quién estaba pensando? 

Tras vender la fabulosa mansión que tenía en Hollywood Hills por 32 millones de euros se ha trasladado a la lujosa mansión que compró en Brasil por 2,5 millones de euros. Allí se siente a salvo de la prensa y de los rumores, como el que le relacionaba con Jennifer López. Rumores infundados, porque todo indica que Jlo prefiere quedar con su ex, Ben Affleck.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.