BOGOTÁ (Sputnik) — De los 130 soldados colombianos, que regresaron al país tras prestar un relevo en la península del Sinaí (Egipto), donde un batallón de infantería de Colombia cumple misiones de paz y seguridad, 120 dieron positivo al COVID-19, por lo que se debió ampliar el cerco epidemiológico a toda la unidad militar, informó el Ejército.»El pasado 6 de abril llegaron al país 130 integrantes del relevo número 115 del Batallón de Infantería Colombia número 3 (…). A hoy, 20 de abril, se reportan 10 casos negativos y 120 casos positivos» de COVID-19, indicó el Comando del Ejército en un comunicado.Los militares contagiados, a quienes se les realizaron estudios de vigilancia genómica, no presentan ninguna complicación médica por el momento, pero nueve de ellos portan la variante británica de la enfermedad y uno más es portador de la cepa que circula en Egipto.»El Ejército Nacional y la Universidad del Rosario, ante la velocidad de contagio, realizaron estudios de vigilancia genómica a 10 muestras que se enviaron para su análisis. Estos estudios indican que nueve de ellas pertenecen al linaje B.1.1.7 o conocido comúnmente como cepa británica, y la restante correspondería a la variante de COVID-19 C36 que circula normalmente en Egipto», precisó el comunicado.Los militares permanecen en una unidad en el municipio de Fusagasugá (centro, cerca de Bogotá), la cual fue dispuesta para recibir a ese personal de acuerdo a los requerimientos de bioseguridad estipulados, al tiempo que el Ejército «amplió el cerco epidemiológico a toda la unidad militar de manera preventiva».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.