PAPELES DE PANAMÁ:Un hermano de Macri blanqueó 4 millones de dólares que acabaron en Suiza

Los hermanos del presidente argentino Gianfranco y Mariano Macri,ocultaron ser los dueños de BF Corporation

El empresario Gianfranco Macri, hermano del presidente de Argentina, Mauricio Macri, admitió ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), dependiente del Ministerio de Hacienda, haber sido el verdadero dueño de la sociedad panameña BF Corporation SA, titular de una cuenta en Suiza. A través de esta compañía, el empresario trasladó más de cuatro millones de dólares (3,5 millones de euros actuales)en el blanqueo de capitales que habilitó el Gobierno de Mauricio Macri, como consecuencia de los papeles de Panamá y una denuncia de supuesto lavado.

Gianfranco regularizó su situación ante el fisco tras ser denunciado por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) en diciembre de 2016. La denuncia se basó en una información enviada por la Fiscalía Federal de Hamburgo sobre movimientos sospechosos en una cuenta de la sociedad en el banco suizo UBS, pero domiciliada en Alemania.

BF Corporation fue creada por el estudio Mossack Fonseca. Ni siquiera esta firma sabía quiénes estaban detrás de la sociedad. Así lo demuestran nuevos documentos obtenidos por el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’ y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) con más de 100 medios de todo el mundo, entre ellos El Confidencial y La Sexta en España.

Mossack nunca se preocupó por conocer la verdadera identidad de los beneficiarios reales de la sociedad de los hermanos de Macri

Los abogados panameños —agentes de la sociedad en cuestión— reclamaron a intermediarios uruguayos saber quiénes eran los verdaderos dueños de esa compañía, pero el representante legal de la sociedad nunca informó de ello.

La cuenta

La sociedad ‘offshore’ de los hermanos del presidente de Argentina tenía una cuenta bancaria en Hamburgo, pero el 19 de octubre de 2015 Gianfranco decidió mudar el dinero al banco Safra de Suiza. Antes, su representante pidió “destruir cualquier documentación” relacionada con la compañía y la cuenta bancaria en el UBS. Fue seis días antes de la primera vuelta electoral en la que Mauricio Macri se abriría camino a la presidencia. El banco emitió inmediatamente el informe de operaciones sospechosas tras la publicación de los papeles de Panamá, en abril de 2016. Así consta en el informe enviado por las autoridades alemanas, al que accedieron los reporteros.

Para Mossack Fonseca, la empresa era un misterio. Nunca se preocuparon por conocer la identidad de los verdaderos dueños de la compañía hasta que se lanzó la investigación de los papeles de Panamá. El estudio debió reaccionar poniendo en orden la documentación de las sociedades que representaba. Cuando reclamaron conocer a su cliente, la respuesta nunca llegó.

Gianfranco y Mariano Macri eran los accionistas al 50% de la panameña BF Corporation e indicaron que todos los fondos depositados en el UBS de Alemania pertenecían a Gianfranco

Ahora, y ante la consulta del ICIJ, desde el grupo Socma admitieron que Gianfranco y Mariano Macri eran los accionistas al 50% de la panameña BF Corporation e indicaron que todos los fondos depositados en el UBS de Alemania pertenecían a Gianfranco. También confirmaron que el empresario transfirió los fondos de la sociedad a Suiza y que, tiempo más tarde, los blanqueó, a finales de 2016.

Mossack Fonseca nunca habría estado en contacto directo con Gianfranco y Mariano. Tenía un intermediario uruguayo: el estudio Lussich Torrendell & Asociados, el mismo que representó a Gianfranco Macri por otras sociedades ‘offshore’.

Los panameños solicitaron a este estudio que les informara de quiénes eran los verdaderos dueños de la sociedad BF Corporation, pero nunca obtuvieron respuesta, según el intercambio de ‘e-mails’ al que accedió el diario argentino ‘Perfil’. El estudio Lussich solo les contestó que informaría sobre ese pedido a “los clientes” y que se pondría en contacto con ellos otra vez “en cuanto” tuviera una “respuesta”, lo que nunca ocurrió, según el correo del 18 de abril de 2016 que integra los nuevos documentos de papeles de Panamá.

Cronología de lo invisible

Los ‘e-mails’ entre el Estudio Lussich Torrendell & Asociados y el bufete panameño demuestran que el contable uruguayo Santiago Lussich era quien hablaba en nombre de BF Corporation, sin precisar jamás quiénes eran los dueños de la sociedad.

BF Corporation fue registrada por Mossack Fonseca en 2009. Fue Lussich quien solicitó al estudio panameño que inscribiera a tres ciudadanos uruguayos como directores de la ‘offshore’, según estos correos. Simples ‘hombres de paja’o testaferros para ocultar la identidad de los Macri.

En noviembre de 2012, Lussich solicitó en Panamá un certificado de vigencia de la sociedad, en el que consta que los “directores y dignatarios” eran Claudio Oralan Rodríguez (presidente), Carmen Vázquez Solanes (secretaria) y Gabriel Vieira Merola (tesorero).

“Esta compañía tiene acciones al portador, siendo las mismas inválidas desde el 31 de diciembre. Debe emitir nuevas acciones”, subrayó Mossack Fonseca el 11 de abril de 2016. El estudio pretendía que BF Corporation nombrara accionistas identificados con nombre y apellido, como entonces ya exigía la ley en Panamá y en medio del escándalo por los papeles de Panamá.

El 15 de abril, el estudio panameño dio otro paso. Envió a los uruguayos una factura por 100 dólares por los costes derivados de su renuncia como agente de la sociedad.

Ante el silencio de los uruguayos, Mossack Fonseca cortó lazos con BF Corporation. El 22 de abril de 2016, emitió un acta en la que renunció a su representación e intentó así protegerse legalmente. Se amparó en la negativa de sus clientes a informar sobre la identidad de sus beneficiarios reales.

Mientras tanto, el banco UBS de Hamburgo, que había manejado la cuenta bancaria de BF Corporation hasta octubre de 2015, decidió emitir una alerta a las autoridades antiblanqueo. En agosto de 2016, las autoridades alemanas enviaron la información a Argentina notificando la existencia del vínculo entre BF Corporation y los hermanos Macri, el movimiento de dinero a Suiza y la orden al banco de destruir cualquier documentación sobre la cuenta.

El 14 de diciembre de 2016, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) presentó la denuncia contra BF Corporation, los hermanos del presidente argentino y los intermediarios uruguayos, ya que fue Lussich quien dio las órdenes al banco UBS, como reveló entonces el diario ‘La Nación’.

Ocho días después, el 22 de diciembre de 2016, Gianfranco Macri presentó una “declaración voluntaria y excepcional de bienes en el país y/o en el exterior” ante la AFIP. Detalló que él y su hermano Mariano controlaban el 50% cada uno BF Corporation, pero indicó que era suyo el 100% del dinero controlado por esa sociedad, que estimó en cuatro millones de dólares (3,5 millones de euros actuales).

 

¿Tienes información valiosa relacionada con este artículo? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros mediante investigacion@elconfidencial.com

El Confidencial

525total visits,2visits today

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.