Se trata de una mujer que no estaba vacunada y que desarrolló los síntomas 11 días después de viajar a Egipto.

Por el momento,se han endurecido las restricciones:ordenado el cierre de discotecas y reducido el horario de bares y restaurantes.

Colas para los viajeros que llegan de Sudáfrica en el aeropuerto Schiphol, en Holanda

Colas para los viajeros que llegan de Sudáfrica en el aeropuerto Schiphol, en Holanda Reuters

Bélgica ha detectado el primer caso de la nueva variante sudafricana del coronavirus, la B.1.1.529, en Europa. Según el ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke, se trata de una mujer que no estaba vacunada y que desarrolló los síntomas 11 días después de viajar a Egipto con escala en Turquía.

La noticia añade más inquietud en el continente después de conocerse la variante sudafricana ayer jueves, lo que ha llevado a las autoridades europeas a pedir a sus estados miembros que suspendan las comunicaciones aéreas con Sudáfrica y países de su alrededor.

Las autoridades sanitarias de Bélgica detectaron el caso el pasado 22 de noviembre, pero la mujer regresó al país el día 11 del mismo mes, según ha informado Vandenbroucke, quien ha  añadido, sin embargo, que «no cunda el pánico». La paciente, al parecer, no ha tenido contactos de alto riesgo fuera de su casa y ningún miembro de su familia ha desarrollado síntomas por el momento,  según el Laboratorio Nacional de Referencia, que está llevando a cabo una investigación exhaustiva.

Se trata del primer caso confirmado en Europa de esta variante que se relaciona con los países del sur de África, aunque la paciente, que presenta una alta carga vírica, no parece tener ningún vínculo reciente con esa región.

La paciente no ha tenido contactos de alto riesgo fuera de su casa y ningún miembro de su familia ha desarrollado síntomas

La Comisión Europea (CE) ha pedido este viernes a los Estados miembros a permanecer «muy atentos» ante la nueva variante del coronavirus detectada en el sur de África, por la que Bruselas ha propuesto detener el tráfico aéreo procedente de esa región. 

España ya ha hecho los deberes y ha decidido suspender los vuelos con Sudáfrica y Botsuana a partir del próximo martes ante la preocupación que suscita la aparición de la nueva variante, conocida como Nu. El anuncio se ha producido poco después de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, haya recomendado en rueda de prensa prohibir las conexiones con el sur de África en toda la UE. Asimismo, ha enfatizado que haya coordinación entre todos los estados miembro sobre la decisión de la misma.

Von der Leyen ha pedido también a todos los ciudadanos a «contribuir a un mejor control» de la pandemia, instando a aquellos que no se han vacunado a hacerlo «lo más pronto posible» y a aplicar otras medidas como el uso de mascarillas y mantener la distancia interpersonal.

Horizontal
Cola de vacunación en Sudáfrica, país en el que se ha detectado una nueva variante que genera mucha inquietud en los expertos sanitarios  SIPHIWE SIBEKO / Reuters

Por su parte, el Ministerior de Sanidad ha señalado que adoptará «con carácter inminente» una resolución de la Dirección General de Salud Pública «para exigir a aquellos pasajeros que provengan de países de riesgo, además de la vacunación, una prueba PCR o un test de antígenos negativo».

Sanidad adoptará «con carácter inminente» la decisión de suspender los vuelos con Sudáfrica y Botsuana

Otros países europeos, como Alemania, Italia, Francia, República Checa, Países Bajos, Austria y Croacia, también han restringido los viajes con estos dos países africanos. El anuncio ha llegado horas después de que Reino Unido e Israel anunciaran restricciones de viajes desde varios países del sur de África.

Por parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) va a convocar este viernes una reunión de expertos para evaluar la nueva variante. El objetivo, según ha anunciado el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas, es determinar si esta variante «debe ser designada como variante de interés o variante preocupante».

lv

La doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la OMS, ha apuntado que todavía no se conoce mucho esta nueva variante, ya que apenas hay «menos de 100 secuencias genómicas completas disponibles». En cualquier caso, ha detallado que «lo que sí se sabe es que esta variante tiene un gran número de mutaciones y la preocupación es que cuando tienes tantas mutaciones eso puede tener un impacto en cómo se comporta el virus». La epidemióloga ha afirmado, no obstante, que por el momento es pronto para saber la gravedad de la aparición de esta nueva cepa del virus.

laVanguardia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.