El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos confirmó públicamente que presionó a Brasil contra la compra de la vacuna anti-COVID rusa Sputnik V.

El departamento admitió en su informe anual que utilizó las «relaciones diplomáticas» para obligar a Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia, a rechazar la autorización de la vacuna rusa Sputnik V.Las autoridades estadounidenses atribuyeron sus acciones a la necesidad de «mitigar los esfuerzos» de Rusia para aumentar su «influencia» en la región, lo que, como argumenta el documento del departamento, sería perjudicial para la «seguridad de Estados Unidos». El informe no dio más detalles sobre cómo la aprobación de una vacuna adicional para combatir la pandemia en Brasil socavaría la seguridad de Estados Unidos.El 17 de enero la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil, el órgano regulador en este país, aprobó el uso de emergencia de dos vacunas contra el COVID-19: la desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca y la del laboratorio chino Sinovac.

Sputnik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.