Las compañías de energía nuclear dependen de uranio enriquecido barato fabricado en Rusia. Ese dilema geopolítico se está intensificando a medida que el cambio climático subraya la necesidad de energía libre de emisiones. En una instalación cavernosa del tamaño del Pentágono, ubicada en un valle de los Apalaches, miles y miles de agujeros vacíos se alinean en el suelo de hormigón desnudo.

Tan solo 16 de ellos albergan las delgadas centrifugadoras de 30 pies de altura que enriquecen uranio, convirtiéndolo en el ingrediente clave que alimenta las plantas de energía nuclear. Y por ahora, están inactivas. Pero si cada agujero albergara una centrifugadora en funcionamiento, la instalación podría sacar a Estados Unidos de una situación difícil que tiene implicaciones tanto para la guerra en Ucrania como para la transición de Estados Unidos lejos de la quema de combustibles fósiles. En la actualidad, las empresas estadounidenses pagan alrededor de $1 mil millones al año a la agencia nuclear estatal de Rusia para comprar el combustible que genera más de la mitad de la energía libre de emisiones de Estados Unidos. Es uno de los flujos de dinero más significativos que quedan de Estados Unidos a Rusia, y continúa a pesar de los vehementes esfuerzos entre los aliados de Estados Unidos para romper los lazos económicos con Moscú. Los pagos de uranio enriquecido se realizan a subsidiarias de Rosatom, que a su vez está estrechamente relacionada con el aparato militar de Rusia.

La dependencia de Estados Unidos de la energía nuclear está lista para aumentar a medida que el país busca disminuir su dependencia de los combustibles fósiles. Pero ninguna empresa estadounidense posee instalaciones para enriquecer uranio. Estados Unidos solía dominar el mercado, hasta que una serie de factores históricos, incluido un acuerdo de compra de uranio enriquecido entre Rusia y Estados Unidos diseñado para promover el programa nuclear pacífico de Rusia después del colapso de la Unión Soviética, permitió que Rusia acaparara la mitad del mercado mundial. Estados Unidos dejó de enriquecer uranio por completo.

Estados Unidos y Europa han dejado de comprar en gran medida combustibles fósiles rusos como castigo por la invasión de Ucrania. Pero construir una nueva cadena de suministro de uranio enriquecido llevará años y requerirá un financiamiento gubernamental significativamente mayor que el asignado actualmente.

El hecho de que la inmensa instalación en Piketon, Ohio, esté prácticamente vacía después de más de un año de la guerra en Ucrania es un testimonio de la dificultad. Aproximadamente un tercio del uranio enriquecido utilizado en Estados Unidos ahora se importa de Rusia, el productor más barato del mundo. La mayor parte del resto se importa de Europa. Una parte final y más pequeña la produce un consorcio británico-holandés-alemán que opera en Estados Unidos. Casi una docena de países en todo el mundo dependen de Rusia para más de la mitad de su uranio enriquecido.

La empresa que opera la planta de Ohio dice que podría llevar más de una década producir cantidades que rivalicen con las de Rosatom. La agencia nuclear rusa, que produce tanto combustible de bajo enriquecimiento como armas nucleares para fines civiles y militares de Rusia, también es responsable en Ucrania de tomar el control de la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia, la más grande de Europa, lo que ha generado temores de que una batalla por ella pueda causar fugas de material radiactivo o incluso un desastre mayor. «No podemos ser rehenes de naciones que no comparten nuestros valores, pero eso es lo que ha sucedido», dijo el senador Joe Manchin III, demócrata de Virginia Occidental que preside el comité de energía del Senado. El Sr. Manchin es el patrocinador de un proyecto de ley para reconstruir la capacidad de enriquecimiento estadounidense que promovería subsidios federales para una industria que Estados Unidos privatizó a fines de la década de 1990.

Vulnerabilidad de la energía nuclear.

La dependencia también deja a las plantas nucleares actuales y futuras en Estados Unidos vulnerables a un cierre ruso de las ventas de uranio enriquecido, lo que los analistas dicen que es una estrategia concebible para el presidente Vladimir V. Putin, quien a menudo utiliza la energía como una herramienta geopolítica.

Sin embargo, a pesar de que la guerra está en su segundo año y no se vislumbra un final, el gobierno de Estados Unidos ha mostrado poca celeridad para impulsar el enriquecimiento nacional. Miles de millones de dólares en posibles fondos federales permanecen estancados en procesos burocráticos.

«Es inexplicable que más de un año después de que Rusia invadiera Ucrania, la administración Biden no parezca tener un plan para poner fin a esta dependencia», dijo James Krellenstein, director de GHS Climate, una consultora de energía limpia que recientemente emitió un informe sobre el tema. «Podríamos eliminar casi toda la dependencia de Estados Unidos del enriquecimiento ruso al finalizar la planta de centrifugadoras en Ohio».

La planta de centrifugadoras estadounidense en Ohio también será clave para producir otra forma más concentrada de uranio enriquecido crucial para el desarrollo de reactores de próxima generación más pequeños, más seguros y más eficientes. Esta evolución en la energía nuclear, que lleva décadas en marcha, ha recibido miles de millones de dólares en fondos federales para su desarrollo. Sin embargo, en Estados Unidos, los reactores de próxima generación aún se encuentran en la etapa de diseño. Una empresa estadounidense, TerraPower, fundada por Bill Gates, ha tenido que retrasar la apertura de lo que podría ser la primera planta nuclear de nueva generación de Estados Unidos en al menos dos años, en parte porque se ha comprometido a no utilizar uranio enriquecido ruso. La instalación de TerraPower se construirá en el sitio de una planta de carbón en Kemmerer, Wyoming, que se desmantelará en 2025. TerraPower ha prometido empleos y reentrenamiento para todos los trabajadores de la planta de carbón. Pero los retrasos han dejado dudas en algunos habitantes de Kemmerer.

Todo esto da lugar a una improbable vinculación de Piketon y Kemmerer, pueblos de 2.400 habitantes cada uno ubicados en el país del carbón estadounidense, ambos esperando que la crisis que enfrenta el gobierno de Estados Unidos se traduzca en un auge para sus economías. «Algunas de las preguntas de seguridad nacional más importantes que enfrenta el país pasan por Piketon y Kemmerer», dijo Jeff Navin, director de relaciones externas de TerraPower.

Traducido por Inteligencia Artificial.

 

The U.S. Is Paying Billions to Russia’s Nuclear Agency. Here’s Why.

Nuclear power companies rely on cheap enriched uranium made in Russia. That geopolitical dilemma is intensifying as climate change underscores the need for emissions-free energy.

Five tall, cylinders, light brown in color and ringed with steel bands and pipes, stand several stories high inside an industrial metal building with an American flag hanging to the left.
Uranium enrichment centrifuges at the ready in Ohio.Credit…Brian Kaiser for The New York Times

In a cavernous, Pentagon-sized facility nestled in an Appalachian valley, thousands upon thousands of empty holes line the bare concrete floor.

A mere 16 of them house the spindly, 30-foot-tall centrifuges that enrich uranium, converting it into the key ingredient that fuels nuclear power plants. And for now, they are dormant.

But if each hole housed a working centrifuge, the facility could get the United States out of a predicament that has implications for both the war in Ukraine and for America’s transition away from burning fossil fuels. Today, American companies are paying around $1 billion a year to Russia’s state-owned nuclear agency to buy the fuel that generates more than half of the United States’ emissions-free energy.

It is one of the most significant remaining flows of money from the United States to Russia, and it continues despite strenuous efforts among U.S. allies to sever economic ties with Moscow. The enriched uranium payments are made to subsidiaries of Rosatom, which in turn is closely intertwined with Russia’s military apparatus.

The United States’ reliance on nuclear power is primed to grow as the country aims to decrease reliance on fossil fuels. But no American-owned company enriches uranium. The United States once dominated the market, until a swirl of historical factors, including an enriched-uranium-buying deal between Russia and the United States designed to promote Russia’s peaceful nuclear program after the Soviet Union’s collapse, enabled Russia to corner half the global market. The United States ceased enriching uranium entirely.

The United States and Europe have largely stopped buying Russian fossil fuels as punishment for the Ukraine invasion. But building a new enriched uranium supply chain will take years — and significantly more government funding than currently allocated.

That the vast facility in Piketon, Ohio, stands nearly empty more than a year into Russia’s war in Ukraine is a testament to the difficulty.

View of the dark, empty interior of an industrial building.
Inside the American Centrifuge Plant in Piketon, Ohio, where thousands more centrifuges might someday be installed.Credit…Brian Kaiser for The New York Times

Roughly a third of enriched uranium used in the United States is now imported from Russia, the world’s cheapest producer. Most of the rest is imported from Europe. A final, smaller portion is produced by a British-Dutch-German consortium operating in the United States. Nearly a dozen countries around the world depend on Russia for more than half their enriched uranium.

The company that operates the Ohio plant says it could take more than a decade for it to produce quantities that rivaled Rosatom. The Russian nuclear agency, which produces both low-enriched and weapons-grade fuel for Russia’s civilian and military purposes, is also responsible in Ukraine for commandeering the Zaporizhzhia nuclear power plant, Europe’s biggest, sparking fears that a battle over it could cause leaks of radioactive material or even a larger meltdown.

“We cannot be held hostage by nations that don’t have our values, but that’s what has happened,” said Senator Joe Manchin III, the West Virginia Democrat who leads the Senate’s energy committee. Mr. Manchin is the sponsor of a bill to rebuild American enrichment capacity that would promote federal subsidies for an industry the United States privatized in the late 1990s.

The reliance also leaves current and future nuclear plants in the United States vulnerable to a Russian shutdown of enriched uranium sales, which analysts say is a conceivable strategy for President Vladimir V. Putin, who often wields energy as a geopolitical tool.

Yet with the war well into its second year and no end in sight, the U.S. government has shown little alacrity in kick-starting domestic enrichment. Billions of dollars in potential federal funding remain stuck in bureaucratic processes.

“It’s inexplicable that over a year after Russia invaded Ukraine, the Biden administration does not appear to have a plan to end this dependence,” said James Krellenstein, the director of GHS Climate, a clean energy consulting firm that recently issued a white paper on the subject. “We could eliminate almost all of America’s dependence on Russian enrichment by finishing the centrifuge plant in Ohio.”

The American Centrifuge Plant in Ohio will also be key to producing another, more concentrated form of enriched uranium crucial to the development of smaller, safer and more efficient next-generation reactors. That evolution in nuclear power, decades in the making, has received billions of dollars in federal development funds. Nevertheless, in the United States, next-generation reactors remain in the design stage.

Aerial view of several blocks of a small town, with rolling hills in the distance.
Kemmerer, Wyo., where a plan to replace an aging coal plant with a next-generation nuclear facility is facing delays.Credit…Kim Raff for The New York Times
A power plant, its lights glowing in the dusk, beside a body of water and with white smoke billowing from one of two tall smokestacks.
The Naughton coal plant, outside Kemmerer, is set to be decommissioned in 2025.Credit…Kim Raff for The New York Times

One American company, TerraPower, which was founded by Bill Gates, has had to delay the opening of what could be the United States’ first new-age nuclear plant by at least two years in part because it has pledged to not use Russian enriched uranium.

TerraPower’s facility will be built on the site of a coal-burning plant in remote Kemmerer, Wyo., to be decommissioned in 2025. TerraPower has promised jobs and retraining for all the coal plant’s workers. But the delays have left some in Kemmerer with doubts.

All of this makes for an unlikely linking of Piketon and Kemmerer, towns of 2,400 people apiece nestled in American coal country, both hoping that the crisis facing the U.S. government will translate into a boon for their economies. “Some of the biggest national security questions facing the country run through Piketon and Kemmerer,” said Jeff Navin, TerraPower’s director of external relations.

The New York Times

Artículo anteriorCon más desarrollo y bienestar para la gente, lo bueno se ve en los 118 años del Atlántico”: Elsa Noguera
Artículo siguiente«Este modelo no es aplicable»: India no se presta para ser títere de occidente contra China y rechaza adherirse al formato OTAN+
Janet Ferreira Profesión: Periodista Estado Civil: Casada Teléfonos: 3014566181 Experticia: Recepción y distribución de daños en La Electrificadora del Atlántico desde el 1 de febrero del 1993 hasta el 31 de diciembre del 1999. Periodista de Magazín Espectacular desde 2011 y hasta el momento sigo colaborando. Jefe de prensa de Gloria Peña para el evento de la celebración de los 65 años de la academia en La Plaza de La Paz. (Lleno total). Celular de Gloria Peña: 3007689926 Jefe de Prensa de Los reyes de la 44 2019, Kelly Restrepo y Pedro Tapias. Con afluencia de publico en todos los eventos. Celular de Edgard Blanco(Presidente): 3016400233 ACTUALMENTE 👉 Soy directora del portal de noticias y temas de actualidad: TE LO CUENTO YA (www.telocuentoya.com) con cuenta en Youtube y en Instagram 👉Soy directora y del Canal de turismo en YouTube “Y pa' dónde vamos?” Formación Académica Periodismo Tecnicor Julio 2014 Visita Médica Persand Barners Diciembre 2009 Formación Complementaria Diplomados: Diplomado Carnaval, Arte, Patrimonio y Desarrollo en la Universidad del Norte, de Barranquilla. Diplomado Liderazgo en las Organizaciones en la Universidad Autónoma de Barranquilla. Seminarios y Talleres: Seminario de Periodismo Ambiental Zoológico de Barranquilla Social Media de Periodismo (Electricaribe). Procesos de Selección Vinculación y Permanencia Laboral en Tecnicor. Sistema de gestión, calidad en Tecnicor. Seguridad y salud Ocupacional en Tecnicor. Desarrollo de Habilidades para el Crecimiento Personal en Tecnicor. Twitter para Negocios. Distintas formas de Narración del Carnaval Barranquilla. Programa Gestión de los Recursos Naturales para la Sostenibilidad Regional Janet Ferreira Teléfonos: 3014566181 Experticia: Recepción y distribución de daños en La Electrificadora del Atlántico desde el 1 de febrero del 1993 hasta el 31 de diciembre del 1999. Señora Atlántico 2009 Actriz en novelas como : El Joe y Niche de Caracol tv Periodista de Magazín Espectacular desde 2011 y hasta el momento sigo colaborando. Jefe de prensa de Gloria Peña para el evento de la celebración de los 65 años de la academia en La Plaza de La Paz. (Lleno total). Jefe de Prensa de Los reyes de la 44 2019, Kelly Restrepo y Pedro Tapias. Con afluencia de publico en todos los eventos. Celular de ACTUALMENTE 👉 Soy directora del portal de noticias y temas de actualidad: TE LO CUENTO YA (www.telocuentoya.com) con cuenta en Youtube y en Instagram 👉Soy directora y del Canal de turismo en YouTube “Y pa' dónde vamos?” Formación Académica Periodismo Tecnicor Julio 2014 Visita Médica Persand Barners Diciembre 2009 Formación Complementaria Diplomados: Diplomado Carnaval, Arte, Patrimonio y Desarrollo en la Universidad del Norte, de Barranquilla. Diplomado Liderazgo en las Organizaciones en la Universidad Autónoma de Barranquilla. Seminarios y Talleres: Seminario de Periodismo Ambiental Zoológico de Barranquilla Social Media de Periodismo (Electricaribe). Procesos de Selección Vinculación y Permanencia Laboral en Tecnicor. Sistema de gestión, calidad en Tecnicor. Seguridad y salud Ocupacional en Tecnicor. Desarrollo de Habilidades para el Crecimiento Personal en Tecnicor. Twitter para Negocios. Distintas formas de Narración del Carnaval Barranquilla. Programa Gestión de los Recursos Naturales para la Sostenibilidad Regional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí