Durante el Foro ambiental “Atlántico 2021, retos ambientales”, que se realizó esta mañana en modalidad virtual, el director de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico,  Jesús León Insignares, presentó la conferencia “Diagnósticos y Potencialidades Ambientales”, en la que resaltó la riqueza ambiental y turística que tiene el Atlántico, que se fortalece con las acciones de conservación que se vienen realizando y deben ser explotadas desde la institucionalidad, para garantizar un posicionamiento de este territorio que se consolida con un enorme desarrollo sostenible.

En este sentido, destacó que Colombia cuenta con 93 tipos ecosistemas, de los cuales el Atlántico representa el 38,7%, con 36 tipos, la mayoría corresponden a ecosistemas secos, en los que la autoridad ambiental viene trabajando desde el año 2014, en la declaratoria de 7.064 hectáreas protegidas de bosque seco tropical.

No obstante, León Insignares, reiteró el compromiso de continuar reforzando las estrategias de compensaciones para preservar estos ecosistemas en donde aún se conservan áreas que constituyen remanentes importantes del bosque seco tropical, hábitat de numerosas especies de fauna silvestre, pero que se encuentra amenazado por la fragmentación existente a causa de la expansión urbana e industrial.

Señaló que el Departamento cuenta con especies de fauna silvestres, reportando  419 especies de Aves, 63 Mamíferos, 38 Anfibios y 102 Reptiles. En cuanto a aves, Colombia es el país con mayor diversidad de aves en el mundo al alcanzar la cifra de 1851 especies, este Departamento alberga 419, es decir el 22.63% de la avifauna colombiana en el 0.23% del territorio nacional.

En cuanto a la flora, aportó datos que registran 2569 especies, gran parte representada en el Caribe colombiano, aportando aproximadamente el 10% de las especies de plantas de Colombia, de las cuales 83 son endémicas y 36 se encuentran en categoría de amenaza.  En Atlántico, se reportan en rango de amenazas 10 especies de flora, 5 de aves, 17 de mamíferos y 4 de reptiles.

“ Todo este potencial debemos promoverlo desde la institucionalidad, en un trabajo articulado, que promueva un turismo de naturaleza, con avistamiento de aves, senderismo y paisajismo. Tenemos mucho por ofrecer a nuestros habitantes y turistas,  para que se enamoren de este territorio en el que se respira ambiente”, precisó.

Con la declaratoria de áreas protegidas en el departamento del Atlántico, también se garantiza la protección y recuperación de algunas especies de fauna y flora silvestre que se encuentran amenazadas, a través de la educación ambiental, restauración vegetal, programas de conservación y actividades productivas acordes al desarrollo sostenible dirigidas a las comunidades que habitan estas zonas.

Recurso Hídrico

Durante su intervención, el funcionario resaltó la importancia del embalse El Guájaro como eco región estratégica, siendo el segundo embalse más importante por su extensión y productividad, con unas potencialidades que se asocian directamente a la capacidad de embalsamiento y a las poblaciones que dependen del hidrosistema para obtener una seguridad alimentaria y demás  bienes y servicios que presta, como: Acueductos, distritos de riego, actividades piscícolas, actividades agrícolas, actividades ganaderas,  zoocriaderos,  ecoturismo, avistamiento de aves, paseos en botes, recorridos ecológicos y disfrute paisajístico.

Así mismo, mencionó que el Lago del Cisne, ha sido objeto de importantes inversiones por parte de la C.R.A enfocados en brindarle mayor capacidad de almacenamiento de agua, a través del tratamiento con Biotecnología de las escorrentías provenientes del arroyo León, que es su fuente principal de abastecimiento.

La solución de Mallorquín debe ser integral.

Durante su participación en el panel “Barranquilla y el Ecobloque Mallorquín: Futuro de la ciénaga”, fue enfático en reconocer el aporte de todas las instituciones que se han unido en un trabajo conjunto y que hoy todas las miradas estén puestas en el plan integral que busca la estabilización de las condiciones climáticas y una recuperación  integral del humedal,  que por muchos años ha sufrido por las aguas que llegan sin ningún tipo de tratamiento, tradicionalmente recibe una alta carga contaminante.

“ Desde la autoridad ambiental recibimos con beneplácito este proyecto y la gran apuesta del Distrito de Barranquilla, que tiene 7 fases y reiteramos nuestra total disposición para coadyuvar a que el mundo entero disfrute de los valores eco sistémicos de este cuerpo de agua”, anotó.

 Agregó que “ Si las autoridades actuamos como lo venimos haciendo, identificando los delitos ambientales que persisten, la Fiscalía actúa, y podremos hacer realidad la gran apuesta del Distrito de convertir a Barraquilla en la biodiverciudad que todos soñamos”. En este sentido, sostuvo que la Corporación viene multiplicando esfuerzos y haciendo frente a importantes acciones de prevención, con operativos y con estrategias que apuntan hacia la comunidad, enmarcadas dentro del Ecobloque Mallorquín, como frente común en defensa de la ciénaga.  Finalmente, recordó que el mayor riesgo de la ciénaga proviene de las ocupaciones ilegales y la destrucción  del manglar, por ello hizo un llamado a continuar fortaleciendo el trabajo en equipo para cumplir con ese plan maestro para su recuperación. “ Con este plan, multiplicamos esfuerzos y resultados, en las actividades lideradas por el Distrito, con un acompañamiento técnico y humano de esta autoridad ambiental. La solución debe ser integral y estamos trabajando con las comunidades y estamos convencidos que el eco parque será un medio de contacto con ellas, donde podremos convertirlos en guías para promocionar el ecoturismo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.