Quienes hoy gobiernan en Europa,y en  especial en Alemania, nunca escucharon los refranes de las abuelas que dicen asi, «Nunca insultes a la cocinera», «No muerdas la mano de quien te da de comer» «Ni menosprecies a quien te da el combustible para que tu locomotora ruede»
Durante décadas la industria europea ha gozado de una fuente segura de hidrocarburos baratos, primero de la URSS, y luego de Rusia. Ahora, las sanciones antirrusas obligaron a muchas de las fábricas europeas a clausurar y visto el hecho de que nunca podrán funcionar de nuevo, Europa está al borde de la desindustrialización.
A diferencia de EEUU, los países europeos se apoyaron en las fábricas e industrias pesadas para alimentar sus economías. Muchas de estas industrias son fabricantes de metales, sustancias químicas y automóviles. Pero la crisis de energía que se está desatando en el continente europeo ha dejado a muy pocas compañías no afectadas.
Muchas de las fábricas, en las que la producción requiere mucha energía, se vieron obligadas a cerrar y los ejecutivos dicen que es muy probable que nunca vuelvan a abrir, lo que dejaría a miles de personas sin empleo.
«Ahora la cuestión es si el dolor actual es algo temporal, y está marcando el inicio de una nueva era de desindustrialización en Europa», se pregunta Joe Wallace en su artículo para The Wall Street Journal.
El ejecutivo de la mayor planta de producción de piezas de aluminio en Eslovaquia —Slovalco—, Milan Vesely, informó tras cerrar las líneas principales en la fábrica que de este modo están «en realidad matando a la industria». De acuerdo con Vesely, «esto es probablemente el fin de la producción de metales en Europa».
Es muy probable que el continente europeo nunca vuelva a tener acceso al gas natural barato de Rusia y, a pesar de que lo pueden encontrar en otras partes del mundo, les saldrá sustancialmente más caro. Y es precisamente el bajo coste de las fuentes de energía rusas el que hacía posible contrarrestar los altos costes de la mano de obra, normativas de empleo rígidas y estrictas regulaciones medioambientales y seguir siendo competitivos en el mercado mundial. Pero ahora es literalmente imposible para muchas empresas.
Así, según la asociación de metales de Alemania, WV Metalle, con los precios actuales hace falta gastar 9.000 euros para producir una tonelada de aluminio, mientras que en el mercado la tonelada no llega a costar ni 2.500 euros.
Debido a ello se beneficia mucho la industria estadounidense, pues con semejante desequilibrio muchas fábricas europeas se ven obligadas a cerrar, mientras que a muchas compañías les sale más rentable importar los metales desde EEUU. Lo mismo ocurre con respecto a China, que se está convirtiendo en una fuente importante de metales para Europa, destaca el medio.
«Necesitamos ayuda de emergencia inmediatamente, si no corremos el riesgo de desindustrializar a Alemania», dijo la directora de WV Metalle, Franziska Erdle.
El pánico se puede entender, pues son muchas las plantas que cerraron o redujeron considerablemente su producción por toda Europa, y en el sector de aluminio y zinc se trata de la mitad de los productores, subraya el medio.
Tom Price, el director de estrategia de productos en Liberum, compara lo que está sucediendo en Europa con la muerte de la industria de aluminio en Japón en los años 1970. En aquel entonces, durante la crisis energética, también tuvieron que cerrar sus plantas, y nunca pudieron volver a arrancarlas de nuevo.
Mientras que algunas producciones, como las de zinc, pueden reiniciarse con relativa facilidad, otras tantas no pueden hacerlo. Así, en el caso del aluminio se trata de un proceso largo y costoso, que en muchos casos simplemente no tiene sentido económico.

 - Sputnik Mundo, 1920, 11.09.2022

Por ejemplo, Vesely explicó que debido a los procesos tecnológicos, en su fábrica tendrían que reemplazar sus conexiones eléctricas para volver a funcionar, y este procedimiento les costaría en torno a los 90 millones de euros y tardará un año en completarse.
Y esto al final tendrá un efecto dominó, pues de estas grandes plantas de producción dependen muchos otros sectores de la economía y fabricantes. De hecho, mientras en la propia Slovalco tuvieron que despedir a 300 de sus 450 empleados, los funcionarios locales temen por 2.500 puestos de empleo relacionados a la fábrica.
Son muchas las compañías que dejarán de existir en 2023: la empresa de energía eslovaca informó al medio que más de la mitad de las compañías no firmaron sus suministros de energía para este año. Y esto crea una situación paradójica, dijeron en la empresa.
«Estos precios de electricidad son desquiciados. Tus clientes no sobrevivirán, así que simplemente no habrá a quién proporcionar esta electricidad», dijo.

Canciller húngaro: las sanciones contra Rusia «ponen de rodillas» a Europa

Peter Szijjarto, el ministro de Asuntos Exteriores de Hungría - Sputnik Mundo, 1920, 15.09.2022
BUDAPEST (Sputnik) — El ministro de Asuntos Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, sostiene que se debe dejar la política de sanciones y los intentos de debilitar a Rusia, que pueden «poner de rodillas» a Europa.
Szijjarto comunicó que recibió en Budapest al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Pakistán, general Qamar Javed Bajwa.
«Hemos convenido en que se debe apoyar los pasos que acerquen el fin de la crisis (…) y olvidar las medidas que solo llevan a la continuación de la escalada. Se hace cada vez más obvio que la política de sanciones no funciona y que los intentos de debilitar a los rusos pueden poner de rodillas a Europa», escribió el canciller en redes sociales.
Szijjarto refirió que, según lo acordado durante esa reunión, Hungría prestará ayuda a Pakistán en la lucha contra las consecuencias de las fuertes inundaciones, le enviará fármacos y artículos de higiene y duplicará el número de las becas en los centros docentes húngaros para los jóvenes paquistaníes.
Además, Peter Szijjarto, al comentar la decisión del Parlamento Europeo de reconocer «graves violaciones» de los valores europeos por la parte húngara, llamó a ese organismo a abordar los problemas reales de los europeos, como el aumento de los precios de la energía causado por las sanciones.

Parlamento de Budapest, Hungría - Sputnik Mundo, 1920, 12.09.2022

Internacional

Desde Hungría dicen que la UE ya es perdedora en el conflicto ucraniano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.