May podría poner fecha a su dimisión para garantizar el apoyo a su acuerdo del Brexit

 

“Un momento tremendo. La expectativa entre los grandes conservadores ahora es que la primera ministra utilice (su discurso) para fijar una fecha para su dimisión”, comentó Tom Newton Dunn, editor político de The Sun, en su cuenta de Twitter.

Para evitar la desconexión abrupta (o ‘Brexit duro’), el gobierno de May solicitó una prórroga. Tras la respuesta unánime de los líderes de las 27 naciones de la UE, Bruselas permitió el 22 de marzo posponer la salida del Reino Unido hasta el próximo 22 de mayo si el Parlamento británico ratificaba el pacto. En el caso de que la Cámara lo rechace, la extensión se otorgará solo hasta el 12 de abril.

Theresa May podría poner una fecha a su dimisión para garantizar el apoyo de los “tories” euroescépticos al acuerdo del Brexit, según revelan varios medios británicos. La “premier” ha convocado una reunión urgente del Comité Parlamentario 1922 el miércoles por la tarde y se espera que haga un anuncio significativo para resolver el actual “impasse” político.

La reunión de May con los parlamentarios “tories” se producirá apenas dos horas antes de que el Parlamento se pronuncie sobre varias alternativas a su plan del Brexit, en una serie de votos “indicativos” con los que Westminster aspira a arrebatar el control del proceso político a Downing Street.

La “premier” podría contraatacar con su anuncio de hoy, que allanaría el camino a una tercera y posiblemente definitiva votación de su acuerdo, derrotado por 230 y 149 votos en los dos primeros intentos.

May tiene el reto de ganar en las próximas horas el voto de 65 diputados del ala dura de su partido, así como los diez parlamentarios del Partido Democrático Unionista (DUP) que anticiparon el martes que prefieren “demorar el Brexit un año antes que quedar atrapados en la prisión del actual acuerdo con Bruselas” (en referencia a la polémica salvaguarda para evitar la vuelta a la frontera dura entre las dos Irlandas).

Tras convocar a los “tories” euroescépticos el pasado domingo en Chequers, May ha empezado aparentemente a cosechar sus frutos. El primero en adelantar que podría dar su apoyo al acuerdo en una tercera votación fue el ultraconservador Jacob Rees Mogg,al frente del influyente European Research Group (ERG).

El ex secretario de Exteriores y eterno candidato al liderazgo conservador Boris Johnson también dio señales de un posible viraje a última hora del martes: “El acuerdo es terrible y me he opuesto a él con todas mis fuerzas, pero existe un apreciable riesgo de cancelación del Brexit si no sale adelante”.

Durante un acto convocado por el diario conservador y pro-Brexit The Daily Telegraph, Johnson recalcó que lo realmente importante a estas alturas es un cambio de rumbo y un nuevo líder para llevar las riendas de la segunda parte de la negociación.

Durante la reunión en Chequers, los brexiteros pusieron sobre la mesa la dimisión de May en las próximas semanas como condición para votar a favor de su acuerdo. May necesita en cualquier caso el apoyo de los diez diputados unionistas irlandeses para darle la vuelta al marcador.

Elmundo.es

410total visits,1visits today

Tagged with: , ,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.