Brasil supera las 2.800 muertes diarias y bate un nuevo récord. Con 11 millones y medio de contagios, el país acumula 282.000 fallecidos, 12.000 desde hace una semana y con Sao Paolo iniciando un confinamiento estricto.

El país estrena nuevo ministro de Salud, el cuarto desde que comenzó la pandemia. Marcelo Queiroga, sustituye al destituido general Pazuello.

El nuevo titular de Sanidad, un cardiólogo cercano a Bolsonaro, tendrá que contener la «nueva ola» de contagios en el gigante latinoamericano de 210 millones de habitantes.

Bolsonaro destituyó a Luis Henrique Mandetta, en el primer mes de pandemia y el segundo ministro, el o ncólogo Nelson Teich, duró solo mes en el cargo, que abandonó ante las presiones presidenciales. La elección del nuevo ministro ha sido recibida con escepticismo…

«Creo que si coloca a un profesional de la salud como ministro es una mejora en comparación con un general militar que estaba ocupando un puesto para el que se requieren conocimiento s específicos, y que en este caso demostró no tener», decía este entrevistado.

«No va a cambiar nada porque el número uno en el Gobierno sigue estando ahí, por lo que cualquier ministro que ponga hará exactamente lo que él diga», señalaba este otro brasileño.

El nuevo ministro tratará de acelerar una vacunación que avanza lentamente por la falta de dosis y las complejas negociaciones para cerrar contratos con las farmacéuticas.

Euronews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.