Las aprehensiones se producen luego que fueran ordenadas por los fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala, de la Fiscalía Departamental de La Paz.

Tambien se ha emitido orden de captura contra Jeanine Äñez la expresidenta de facto de Bolivia

Este viernes fueron detenidos Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, quienes se desempeñaron como ministros durante el gobierno de facto de Jeanine Áñez en Bolivia.

Tanto Coimbra, quien se desempeñó como ministro de Justicia, como Guzmán, quien era el titular de Energías, fueron detenidos en en Trinidad, departamento de Beni, en el centro-norte del país y serán trasladados a La Paz, reseñó El Deber.

Las aprehensiones se producen luego que fueran ordenadas por los fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala, de la Fiscalía Departamental de La Paz, dentro del caso del golpe de Estado de 2019, que derrocó al entonces mandatario Evo Morales y que dio paso al período de facto, entre noviembre de ese año y el mismo mes de 2020, con Áñez como mandataria.

Además de estos dos exfuncionarios, las órdenes de detención recaen sobre la propia Áñez y los también exministros Arturo Murillo y Luis Fernando López; así como sobre Palmiro Jarjuri, quien era comandante de la Armada; Jorge Gonzalo Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea; y el general Gonzalo Mendieta, excomandante del Ejército.

La expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez dice que se ha emitido una orden de detención en su contra

La expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez informó este viernes, a través de su cuenta en Twitter, que fue emitida una orden de aprehensión en su contra.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia señala a la expresidenta de facto Jeanine Áñez como responsable de las muertes ocurridas durante las intervenciones militares y policiales en ese país tras el golpe de Estado en contra del exmandatario Evo Morales.

«Algo que nunca podrá negar Áñez es que bajo su Gobierno y sus órdenes murieron 27 personas en intervenciones militares y policiales», expresó la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, en una entrevista del programa ‘Piedra, papel y tinta’.

La defensora hizo referencia al decreto firmado el 15 de noviembre del año pasado por la expresidenta de facto, donde autorizaba a las Fuerzas Armadas a reestablecer el orden público sin que esto generara responsabilidad penal. Dos semanas después lo derogó.

La medida también afecta a quienes fueron sus ministros: Arturo Murillo, Álvaro Coimbra, Luis Fernando López y Rodrigo Guzmán. 

«La persecución política ha comenzado. El MAS (Movimiento al Socialismo, partido gobernante) ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones», escribió la exmandataria de facto.

El mensaje está acompañado de un enlace, en el que se puede acceder al documento de la orden de aprehensión, firmado por los fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala, de la Fiscalía Departamental de La Paz.

Las órdenes fueron giradas en relación con en un proceso abierto por el caso del golpe de Estado de 2019, que derrocó al entonces mandatario Evo Morales y dio paso al período de facto, entre noviembre de ese año y el mismo mes de 2020.

En el documento, se indica que estas personas son acusadas de «terrorismo, sedición y conspiración». Y se estableció las órdenes de detención al existir riesgo de fuga de los involucrados, debido a sus altos movimientos migratorios, que «acredita la facilidad que tienen de abandonar el país».

Previo a informar sobre la orden de aprehensión, Áñez insistió en que no hubo golpe de Estado, sino que se trató de una «sucesión constitucional debido a un fraude electoral».

Detenciones en proceso

Coimbra, uno de los acusados, tras conocer la noticia, publicó en sus redes sociales que ya fue detenido Guzmán, quien ejerció de ministro de Energías durante el período de facto de Áñez.

Guzmán fue detenido en Trinidad, departamento de Beni, en el centro-norte del país, y será trasladado a La Paz, reseñó El Deber.

Minutos más tarde, Coimbra, quien se desempeñó como ministro de Justicia de Áñez, también fue detenido, en la misma ciudad que Guzmán.

Núñez, exministro de la Presidencia, se pronunció por Twitter y calificó la medida como una «cacería de exministros».

Denuncia y más órdenes

La decisión de la Fiscalía Departamental de La Paz se tomó con base en la denuncia presentada por la exdiputada Lidia Patty, quien acusó al opositor Luis Fernando Camacho, así como a exjefes militares o policiales, por los sucesos que llevaron a la renuncia de Morales, que se constituyó en un golpe de Estado.

Morales presentó su dimisión luego que el entonces jefe de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, y quien era comandante general de la Policía de Bolivia, Yuri Calderón, se lo solicitaran.

Además de los exfuncionarios del período de facto de Áñez, las órdenes de aprehensión fueron giradas contra el almirante Palmiro Jarjuri, quien era comandante de la Armada; Jorge Gonzalo Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea; y el general Gonzalo Mendieta, excomandante del Ejército.

Previo, también habían sido ordenadas las detenciones de otros miembros del Alto Mando, específicamente Kaliman y Flavio Arce, este último ya fue aprehendido.

Arce se desempeñaba como jefe del Estado Mayor del Ejército de Bolivia en noviembre de 2019. La Fiscalía señala que este debió haber detenido a Kaliman, el comandante de las Fuerzas Armadas que pidió públicamente la dimisión de Morales.

Ya esta detenido Flavio Arce San Martin exjefe militar de Bolivia involucrado en el golpe de Estado contra Evo Morales

Más información, en breve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.