Imagen obtenida por satélite de la fábrica siderúrgica Azovstal al este de Mariúpol (Ucrania), el 9 de abril de 2022.Imagen obtenida por satélite de la fábrica siderúrgica Azovstal al este de Mariúpol (Ucrania), el 9 de abril de 2022. Maxar Technologies / AP

Uniformados piden permiso a superiores para rendirse, pero desde Kiev les amenazan con fusilarlos, según Rusia16 de abril de 2022

Foto: Agencia.Moscú.

Las Fuerzas Armadas de Rusia han garantizado a los militares ucranianos bloqueados en la planta Azovstal de Mariúpol que preservarán sus vidas si deponen las armas, comunica el Ministerio ruso de Defensa.

«Teniendo en cuenta la situación catastrófica en la fábrica siderúrgica Azovstal, y guiándose por principios puramente humanos, las Fuerzas Armadas de Rusia sugieren que los militantes de los batallones nacionalistas y los mercenarios extranjeros cesen las hostilidades y depongan armas a partir de las 06:00 hora de Moscú del 17 de abril de 2022. Todos los que depongan armas preservarán sus vidas», reza el comunicado.

«Rusia garantiza a cada uno de los rendidos […] el respeto de todas las normas de la Convención de Ginebra en lo referente al trato de los prisioneros de guerra, como ya ocurrió con sus compañeros que se habían rendido anteriormente en Mariupol», subrayan.

El Ministerio constató que este sábado se produjo un drástico aumento de la intensidad de comunicaciones de radio por parte de los milicianos de las formaciones nacionalistas y de los mercenarios extranjeros bloqueados en Azovstal. El contenido de las interceptaciones (367 sólo en las últimas 24 horas) muestra que los militantes que resisten se encuentran en una «situación desesperada, prácticamente sin comida ni agua».

«Exigen insistentemente el permiso de las autoridades de Kiev para deponer las armas y rendirse, mientras que los representantes de las autoridades ucranianas se lo prohíben categóricamente y amenazan con posteriores fusilamientos conforme a las leyes en tiempos de guerra», precisa el organismo militar.


El Ministerio ruso plantea el siguiente plan de rendición:

-A partir de las 05:00 (hora de Moscú), se establece una comunicación continua entre las partes rusa y ucraniana para el intercambio mutuo de información.


-Desde las 05:30, los combatientes de los batallones nacionalistas y los mercenarios extranjeros, por un lado, y las Fuerzas Armadas rusas, junto con las formaciones militares de la República Popular de Donetsk, por otro, declaran un «régimen de silencio total» y garantizan su estricto cumplimiento.


-El inicio real del cese del fuego bajo el «régimen de silencio» a las 06:00 se indica con el izado de banderas por ambas partes: rojas en el lado ruso y blancas en el ucraniano a lo largo de todo el perímetro de Azovstal. Además, el hecho de que las partes estén dispuestas a introducir un «régimen de silencio» se confirma a través de todos los canales de comunicacióm.


-Desde las 06:00 hasta las 13:00, todas las unidades armadas ucranianas y los mercenarios extranjeros, salen sin armas ni municiones.

El organismo militar vuelve a dirigirse a las autoridades de Kiev para que «den muestras de prudencia y ordenen a los milicianos que cesen su inútil resistencia y se retiren del foco de resistencia».

Sin embargo, ante la baja posibilidad de que tales órdenes se concreten, insta a los cercados a que «tomen esta decisión por sí mismos y depongan las armas.

La declaración urgente del Ministerio será transmitida continuamente durante toda la noche a las formaciones ucranianas en Azovstal, en todos los canales de radio, a intervalos de 30 minutos.

Asimismo, el documento se comunicará a las Naciones Unidas, a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, al Comité Internacional de la Cruz Roja y a otras organizaciones internacionales a través de todos los recursos de información disponibles, incluidos los medios de comunicación.

Pasaentuciudad.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.