A pesar de numerosas críticas, Rusia logró enfrentar el virus y lo hizo mejor que varios países, declaró el presidente.

El presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que los países occidentales se rieron de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V —así como de las armas desarrolladas en Rusia— al principio, pero luego cambiaron su opinión drásticamente.

«En el ámbito de la construcción militar inicialmente también se rieron, al igual que de la vacuna», afirmó el mandatario en el marco de una reunión con los jefes de los medios rusos que se celebró el 10 de febrero y cuyos fragmentos fueron revelados este domingo. Putin dijo que las naciones occidentales «empezaron a reírse de que es el absurdo, un ‘fake’ [la declaración falsa] fue inventado» cuando hablaba de «nuevos modernos tipos de armas» que se ponen en servicio en las Fuerzas Armadas rusas.

Sin embargo, «ahora todo esto cambió a un estado de ánimo absolutamente diferente», destacó el presidente. «Ahora ya dicen que, para entablar negociaciones ulteriores sobre la disuasión de la carrera de armamentos, es definitivamente necesario incluir en las negociaciones» las nuevas armas tácticas y estratégicas rusas, «por no mencionar [el sistema de misiles] Avangard y todo lo demás, todas nuestras armas hipersónicas», afirmó Putin.

Respecto a la pandemia de coronavirus, el presidente dijo que, a pesar de numerosas críticas, Rusia logró enfrentar el virus y lo hizo mejor que otros países debido a la rápida movilización del sistema de salud y de la industria. «Al principio pensaron que no podríamos hacer nada con el coronavirus.  Lo pensaron partiendo de la idea de que somos inútiles e irrelevantes y no podremos hacer nada. Pero pudimos y mejor que en otros países», enfatizó.

En ese contexto, Putin afirmó que «el indicador más objetivo es la cantidad de infectados por cada 100.000 habitantes: «En Rusia tenemos 12 personas y ellos todavía tienen 45», añadió. Asimismo, afirmó que Rusia produce 20 veces más medios de protección individuales que los que hacía al inicio de la pandemia. «La movilización del sistema de salud, y de la industria, resultó ser incomparablemente más alta que en los países europeos y Estados Unidos», indicó.

«Allí vemos un fracaso. Tienen un alto nivel en la sanidad y la industria y tienen logros magníficos. Nosotros todavía estamos lejos de ellos en algunos ámbitos, es evidente. Pero lo tienen para un grupo específico, y nosotros lo tenemos para la gran mayoría de la población», resaltó.

RT

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.